Mujer se acerca al cachorro acurrucado para esconderse, él quiere agradecerle pero no puede

La de hoy es otra historia de malos tratos y negligencia que no quisiéramos reseñar. Pero por su final vale toda la pena. Esta vez, fue un cachorro de tan solo 5 meses quien pagó el precio por la terrible crueldad humana de su propio dueño.

Lamentablemente, el inocente perrito tuvo el peor de los comienzos. Su perverso amo no solo lo arrojó a la calle como un trapo viejo sino que, además, antes de hacerlo, cometió el acto más ruin y cobarde.

Siendo tan pequeño y adorable, el cachorro fue golpeado con fuerza en la cabecita por su dueño

cachorro

Merecía sólo afecto y amor, pero en cambio conoció el peor lado de la humanidad siendo apenas un dulce bebé.

Necesitaba atención médica de inmediato, pero mucha gente pasaba a su lado, sin compadecerse, como si él no existiera.

El golpe le había causado un trauma evidente en el cráneo que, a la larga, probablemente acabaría con su vida, o como mínimo, quedaría con un daño cerebral irreversible.

Afortunadamente, entre las decenas de personas que se cruzaron en su camino sin siquiera mirar atrás, una buena mujer y su hijo, se percataron de cómo estaba sufriendo y se detuvieron para ayudarlo.

Cuando se acercaron, la escena destrozó el corazón de la mujer por completo. Asustado, sucio y confundido, el pequeñín no hacía más que acurrucarse en el suelo como si quisiera esconderse de todo y de todos.

Intentaron levantarlo, pero parecía una tarea imposible. Estaba muy distraído por la lesión, además de avergonzado. Con un poco de paciencia, al final lograron recogerlo y llevarlo a su casa .

Unas horas más tarde, ya en casa de sus rescatadores, el perrito parecía darse cuenta que querían lo mejor para él. Así que trató de levantar la cabecita y con su perdida pero dulce mirada, quiso agradecer a la mujer.

Pero pasó algo devastador… Por más que quería, el cachorrito ni siquiera podía concentrarse para hacer contacto visual con su ángel. Así de fuerte era su lesión, y todo por culpa de un humano.

Estaba sufriendo tanto que era realmente demasiado, por lo que fue necesario la intervención de un veterinario .

Después de realizarle varias pruebas de rigor, el veterinario les explicó que lo que tenía era muy severo. Y que debían ser muy pacientes, y que sólo el tiempo lo diría.

El cachorro incluso agradeció al veterinario con besos

El trauma en su cabeza era evidente, podría ir a peor y también le había dañado la vista .

La mujer no pudo evitar romper a llorar. Quizás por verlo tan pequeñito y ver los esfuerzos que hizo el pobrecito sólo para darle las gracias dentro de todo lo que había sufrido, hizo que se enamorara por completo. Y sólo pensar en que podría morir, quedó devastada.

Pero ella estaba convencida de que no hay nada que el amor no pueda lograr. ¡Y vaya que no se equivocaba! En poco tiempo, el cachorro sorprendió cuando comenzó a comer, beber y jugar.

Afortunadamente, la mejor cura resultó ser el amor infinito de esa mujer que nunca se dio por vencida. Al punto que cada día mejoró un poco más, hasta que finalmente se curó por completo .

La mejor señal vino cuando movió su colita y estaba realmente feliz y se sabía amado por primera vez en su vida. Y lo que definitivamente sacó lágrimas en todos, pero ahora de felicidad, fue cuando al fin pudo hacer contacto visual, y ya podía ver.

Pudo ver a los ojos a su ángel para decirle ¡Gracias!

Verlo finalmente feliz y sano, ha hecho que la mujer no pudiera despegarse más. ¡Y cómo la entendemos! Después de superar todas las dificultades con él, decidió adoptarlo y seguir amándolo, como nadie lo había hecho antes.

Más noticias sobre: