Mujer ve un pequeño bulto flotando y termina salvando la vida de un animalito

Una mujer se ha convertido en una verdadera heroína al salvarle la vida a un indefenso animalito que yacía en el piso tras las fuertes lluvias que causaron inundaciones en Australia.

Ante las constantes precipitaciones, los grupos de vida silvestre del país, están muy preocupados por todos los animalitos que se vieron afectados por las inundaciones que arrasaron la región, dejando a muchas criaturas heridas, huérfanas, sin hogar, y lamentablemente, algunas ahogadas.

Mujer ve un pequeño bulto flotando tras la inundaciones y termina salvando a un pequeño ornitorrinco.

mujer

Las devastadoras inundaciones en los estados de Queensland y Nueva Gales de Sur, dejaron a miles de personas vulnerables por las lluvias, sin embargo, los animalitos también se vieron afectados.

Muchos lograron huir a tiempo, otros recibieron una segunda oportunidad gracias a personas que no pasaron indiferentes sino acudieron a brindarle ayuda. Así fue como Lady Penelope terminó salvando a una criatura luego de salir a inspeccionar los daños de su casa ocasionados por las inundaciones.

“Había sido una mañana devastadora. Necesitaba salir de la casa”, dijo Penelope.

Lejos estaba de imaginar que en ese recorrido salvaría una vida. Mientras cruzaba un pequeño puente notó algo delante que llamó su atención.

Al principio pensó que se trataba de un patito que había muerto, pero decidió acercarse y comprobar qué era el pequeño bulto flotante que llamó su atención.

“Mientras caminaba por el borde fangoso de las aguas de la inundación, apareció un pequeño bulto negro. Me di cuenta de que era un ornitorrinco joven, tan pequeño, tan sin vida”, comentó Penelope.

La mujer sabía que debía prestarle ayuda así que le brindó primeros auxilios realizándole resucitación cardiopulmonar usando dos dedos. No estaba segura de que funcionaria, pero hizo todo lo posible por revivirlo.

Increíblemente, su intento desesperado dio resultados y después de varios minutos el ornitorrinco abrió los ojos. Al respecto Penelope comentó:

“Me caí de rodillas y ni siquiera sé por qué lo hice. Creo que estaba muy abrumada por toda la situación ¿Sabes? y comencé a hacer esas pequeñas comprensiones con dos dedos que se le hacen a los bebés cuando no respiran. Y para mi sorpresa, simplemente tosió y algo salió de su boca y comenzó a respirar”.

La increíble maniobra que realizó la mujer terminó por salvar la vida de un pequeño ornitorrinco. Fue un momento de total angustia pero su determinación logró el mejor final.

“Tuve algunas lágrimas de felicidad y me senté en el barro al lado precioso animalito y lloré.

Solo hablé con él, le dije que iba a estar bien y sentí una abrumadora sensación de amor”, dijo Penelope.

Después de unos 10 minutos vio como el ornitorrinco caminó de regreso al agua y se alejó nadando. Afortunadamente, gracias a que una mujer se detuvo a salvarlo tuvo una segunda oportunidad.

Un momento que se convirtió en una de las mejores experiencias, por lo que Penelope insta a todas las personas a ayudar a todos los animalitos y no pasar desapercibidos ante su situación.

“Fue una de las experiencias más hermosas de mi vida. Por favor, anímense a detenerse, a comprobar si están bien, a ser amables, a permitir los milagros. Con amor, es posible”, destacó Penelope.

Para la vida silvestre que sobrevive a las inundaciones, los peligros siguen siendo latentes, entre ellos, desnutrición por la pérdida de fuentes de alimento y hábitat. En los últimos años, Australia ha enfrentado sequías, olas de calor, devastadores incendios forestales y ahora inundaciones históricas.

Ahora más que nunca nos toca ser custodios del ecosistema y brindar ayuda a tantos animalitos vulnerables.

Cualquier gesto de amor, por mínimo que parezca, puede hacer la diferencia para transformar y salvar una vida.