Compra una casa y transforma su patio para acoger al perrito enfermo que nadie quería adoptar

Los animales son seres vivos que merecen la oportunidad de tener un hogar en el que puedan ser felices para siempre. No son un objeto que al descomponerse lo podemos desechar, ellos necesitan de nuestros mejores cuidados, cariño y sobre todo mucha consideración, más aún cuando ellos llegan a enfermar.

Eso debería saberlo cualquier adulto responsable, pero lamentablemente todavía hay quien, al ver a su peludito enfermo, decide simplemente dejarlo a su suerte.

Esta es la historia de Bentley, un perrito rescatado que en varias ocasiones fue devuelto a un refugio debido a los problemas de salud que padecía. A pesar de esto, Katarra Taylor decidió adoptarlo.

Cuando ella decidió adoptarlo no contaba con las condiciones necesarias para que Bantley se desenvolviera, no tenía suficiente espacio, el apartamento era demasiado pequeño y él era demasiado grande, pesaba alrededor de 50 kilos.

Katarra sabía que necesitaba un lugar más grande en el que su peludito pudiera estar, así que un día decidió comprar una casa para los dos.

Merecía un hogar amoroso

“Terminé comprando una casa para que pudiéramos quedarnos juntos. Tenía un patio cerrado de cemento que tal vez le gustaría. No tenía presupuesto para una casa con patio grande, pero pensé que podría convertir el lugar encerrado en un patio pequeño con la ayuda adecuada”, dijo Katarra.

Katarra había notado que cada vez que salían al parque, Bentley disfrutaba el pasar tiempo en el césped, fue así que tuvo la gran idea de construirle el patio perfecto. La misión parecía ser complicada, pero con ayuda de su novio y mucho trabajo, hicieron de un patio pequeño el espacio perfecto para su querido peludito.

“Finalmente tomé la decisión de transformar el lugar. Mi novio Nick pudo hacer todo en un día por menos de 400 dólares”, dijo Katarra.

La mujer estaba emocionada por mostrarle el resultado final a su perrito y esperaba que le gustara tanto como ella quería. Katarra llevó a Bentley hasta afuera y tan pronto como vio su nuevo patio, no dudó en saltar sobre el césped. No cabe duda de que ella había tomado la decisión correcta y que todo el trabajo invertido había valido la pena.

Ama su nuevo espacio

“Bentley se acostó de inmediato y se quedó allí durante varias horas. Parece muy feliz con su lugar de descanso”, dijo Katarra.

A Bentley le encanta acostarse sobre su césped, y se ha convertido en su lugar favorito. Después de todo lo que pasó el perrito al inicio de su vida, por fin encontró el hogar perfecto.

Ahora Bentley tiene un lugar que puede llamar suyo, como también tiene un hogar lleno de amor para siempre.

Todos los animales merecen ser queridos y protegidos sin importar su condición, esta adopción nos demuestra que el amor todo lo hace posible. Compártela.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!