Mujer honra la memoria de su perrito fallecido tatuándose su particular naricita

Una mujer decide honrar a su perrito de la manera más tierna posible. Para quienes tienen un peludo en casa, saben que ellos son no solo un mimbro más de la familia, sino mucha veces el consentido, el motivo de muchas sonrisas y los principales responsables de hacer de lo normal algo realmente extraordinario.

Aunque tenerlos con nosotros de manera indefinida es lo que deseamos todos los amantes de los peludos, la realidad, es otra. El tiempo pasa y muchas veces debemos despedirnos de esos hermosos angelitos que dejaron huellas en nuestra vida. El sentimiento de pérdida es único y el dolor que sienten quienes sufren su partida es incomparable.

Mujer honra a su perrito a través de un emotivo tatuaje.

perrito

Recientemente, Madison Szekeres, perdió a su amada bola de pelos llamada Bear, un hermoso perrito labrador negro que murió a la temprana edad de seis años.

Madison amaba de manera incondicional a su fiel compañero, desde el momento en que cruzó el arcoíris, la mujer decidió honrar su memoria de una manera que lo acompañaría siempre: se tatuó la nariz de Bear. Al respecto la mujer comentó:

“Elegí pintarme la nariz porque la huella de su pata era realmente grande. Sentí que no había visto a mucha gente con la huella de su perro en la nariz, y esto siempre me recordaba a él”.

Para esta representación artista, la mujer le pidió a un compañero de trabajo que le creara una impresión en tinta de la pata y la nariz de Bear.

“Decidí hacerme el tatuaje en mi muñeca por la huella de su nariz. Era el cachorro más feliz y extrovertido, que no encontró una sola persona al que no amara. Nunca hubo un momento en que no moviera la cola”.

Bear era un hermoso peludito que se destaca por su inagotable ternura. Desde el primer momento en que llegó a su nuevo hogar en el 2015 rápidamente conquistó a toda la familia de Madison.

“Era muy tímido y no sabía cómo caminar con correa. Era el perro más feliz que podríamos haber pedido. Nunca habrá otro como él”, dijo la madre de Madison.

Para esta familia, la pérdida de su perrito se dio de manera inesperada luego de una cirugía de emergencia. Ninguno estaba preparado para esta noticia, en realidad, nunca se está preparado para separarnos de quienes tanto amamos.

“Fui a trabajar el martes y planeé llevarle líquidos. Bear lamentablemente falleció en casa inesperadamente. Será por siempre y para siempre el mejor chico de la historia. Nunca olvidaremos el amor incondicional que le dio a nuestra familia y la felicidad que pudo despertar en las personas”, comentó Madison.

Decir adiós nunca ha sido fácil, mucho menos despedirnos de esos hermosos angelitos peludos que llegan a nuestra vida para llenarla de color. Aunque la vida para los perritos es mucho más corta, nunca estamos preparados para verlos cruzar el arcoíris.

Hay quienes en medio de su dolor, buscan honrarlos y sentirlos más cerca. Un tributo artístico fue la mejor opción para la madre adoptiva de Bear.

“Aunque nos dejó demasiado pronto, vino aquí y cumplió mucho más de lo que podríamos haberle pedido. Le agradecemos los mejores seis años que le dio a nuestra familia”.

A través de su tatuaje, esta mujer ha logrado consolarse y tener la serenidad que tanto necesita tras la pérdida de su amada bola de pelos. Lamentablemente, Bear tomó sus alitas a temprana edad, cruzó el arcoíris y ahora cuida a quienes en vida le dedicaron los mejores momentos.

Bear era un alma que sentía amor y respeto por todos los que lo rodeaban. Con sus hermosas cuatro patitas estará ahora subiendo la escalera al cielo.

Más noticias sobre: