Vio una extraña bola de pelos en una carretera muy transitada y se dio cuenta que estaba vivo

Tristemente, durante los viajes largos por carretera es común encontrarse con animalitos que fueron embestidos por algún vehículo; sin embargo, esta mujer se tropezó con algo incluso más impactante. Todo ocurrió cuando ella se dispuso a llevar a su mamá desde el estado de Nueva York hasta Nueva Jersey en un paseo que ninguna de las dos olvidará.

La mujer, llamada Claudia Mustafa, cuenta que su mamá había viajado a visitarla, pero por desgracia se contagió de un resfriado que tenía su hijo menor. Por este motivo, su madre le pidió que la llevaran a su hogar, para mejorarse con tranquilidad.

En el camino había un obstáculo esperándola

De esta manera Claudia se dispuso a llevarla, y por una razón que no puede entender, decidió conducir por la autopista Bruckner que atraviesa Bronx, lo que significaba que ese era el camino con más tráfico durante esa noche, y ella lo sabía.

Después, ya entradas las 12:40 de la noche, Claudia vio la hora y pensó en que les tomaría aproximadamente una hora más llegar hasta Nueva Jersey, pero vaya que no estaba enterada de un pequeño obstáculo que estaba por tener en el camino que la haría tardar aún más.

“La luna estaba muy brillante, ahí fue cuando miré adelante y vi algo peludo”, contó Claudia.

Observando detenidamente, pudo darse cuenta que la cosa peluda estaba en medio de la división que se encuentra en el medio de la autopista. Lo primero que pasó por la cabeza de Claudia era que se trataba de un animal atropellado, pero con la luz del automóvil delantero pudo ver que era un gato que estaba muerto del miedo.

La figura peluda y aterrorizada era este pobre gatito

«Cuando sus orejitas se movieron grité «¡Dios mío, no es un animal atropellado!» y vi como parpadeaba rápidamente por causa de las ráfagas de viento que lo golpeaban”, contó Claudia.

La autopista estaba abarrotada de vehículos y no había ni un espacio para orillarse, pero ella no estaba dispuesta a rendirse. Así fue que frenó, encendió las luces intermitentes y se bajó del automóvil ignorando el ruido de las cornetas del tráfico que se habían formado detrás de ella.

“Estaba rezando para que el gato no saliera corriendo, no quería verlo morir, pues me habría sentido culpable”, comentó Claudia.

Afortunadamente el gato no se movió, seguía hecho una bola, completamente petrificado y tenía tanto tiempo en esa posición que se había cubierto de las piedritas y suciedad que los vehículos habían levantado al pasar. Entonces Claudia lo agarró y lo colocó en el asiento trasero de su automóvil para volver a casa.

Una vez llegó a su hogar, sacó al gatito del vehículo y él comenzó a maullar. El gato, ahora llamado Bruckner, se mostró muy cariñoso, lo que hace pensar a Claudia que pertenecía a alguien anteriormente y quizá esa persona lo abandonó deliberadamente en la autopista.

Bruckner era realmente tranquilo

Después de una inspección más detallada, Claudia se dio cuenta que el gatito no había salido del todo ileso, pues su patita formaba un ángulo de 90 grados desde el tobillo para abajo. Probablemente fue golpeado por un automóvil mientras corría.

Por desgracia el pequeñín no había salido ileso de aquel fatal suceso

Claudia actuó lo más rápido que pudo y consiguió una cita de emergencia en la clínica veterinaria a la que solía llevar a su perra Cookie. En el lugar, el veterinario le dio el visto bueno a Bruckner, pero le comentó que el costo de la operación sería de más de 5.000 dólares. Este era un precio excesivo para la madre, quien está jubilada por discapacidad y debe cuidar de su hijo, pero tampoco quería dejar al gato en un refugio.

“Pensé que un refugio no gastaría tal cantidad de dinero en una cirugía, nadie iba a querer encargarse de él y lo más probable es que lo terminaran sacrificando”, mencionó Claudia.

Angustiada, Claudia llamó a su esposo quien sin dudarlo apoyó a la idea de operar al gatito,  poniendo así en marcha los trámites para hacerlo inmediatamente.

Ahora Bruckner se encuentra recuperándose

La cirugía terminó siendo un éxito, pero a Bruckner le quedan meses de recuperación todavía. Claudia y su esposo están haciendo el mejor esfuerzo por cuidarlo, pero por desgracia no están del todo seguros de poder quedarse con el gato, pues Cookie ha demostrado ser una diva en el pasado y lo más seguro es que no se lleve bien con él.

Pero una vez esté completamente sano necesitará de un hogar

Claudia Mustafa

Pero esto no es para nada desalentador, pues el grupo de rescate ForAnimals, INC. ha ofrecido su ayuda en caso de que Bruckner necesite otro hogar. Aunque esta historia tuvo un sombrío comienzo, todo apunta a que este gatito obtendrá su final feliz.

Comparte esta historia con tus conocidos para inspirarlos a ayudar a los animalitos abandonados que vagan por las calles

👇 NUESTRO VIDEO DEL DIA 👇

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!