Mujer decide sacrificar a su caballo de 31 años por ser ciego pero su ángel la detiene

Buddy es un adorable caballo de 31 años de edad, ciego y con pocas fuerzas para vivir iba a ser sacrificado por su antigua dueña. Afortunadamente, algo en ella la hizo retractarse y decidió acudir a Catskill Animal Sanctuary, quienes se hicieron cargo del caballo e hicieron lo humanamente posible por mejorar su calidad de vida.

Caballo salvado de la eutanasia disfruta de su nuevo hogar.

caballo

Kathy Stevens, quien creció en una granja de caballos, abrió el santuario en Saugerties, New York, hace poco más de 20 años, su principal objetivo era brindarle un hogar a animalitos en riesgo como Buddy.

Cuando Buddy llegó al santuario su estado de salud era lamentable, pero poco a poco y con los cuidados de todos los trabajadores logró una increíble recuperación. Al respecto Kathy destacó:

“Fuimos contactados por la dueña de Buddy, una mujer que lo había tenido durante toda su vida. No estaba en condiciones de cuidarlo como un animal ciego e iba sacrificarlo”.

Lamentablemente, son muchas las personas que piensan que la eutanasia es la mejor opción para acabar con el pesar de algún animalito, sin, embargo, olvidan que antes de tomar una decisión tan compleja existe un mundo de posibilidades para mejora su calidad de vida.

“Este es un fenómeno extremadamente común: las personas no tienen el conocimiento o la paciencia para estos animales, o no quieren hacer los ajustes para que sus pastos o graneros sean más seguros o, a veces, simplemente no entiende que un animal ciego puede vivir una vida increíblemente plena y feliz. Creen que la eutanasia es la opción más humana”, dijo Kathy.

Buddy llegó al santuario en octubre del presente año, desde el primer día recibió acompañamiento y terapia. Con la ayuda de Kathy el equino se adaptó a su nuevo entorno.

A través de actividades repetitivas lo ayudaron a estimular su parte auditiva y a mejorar su dirección, a los días fue reconociendo los cambios en el terreno, cuando está pisando el agua, donde está su comida y cómo entrar en el remolque.

Si bien Buddy es una edad avanzada, tiene una gran capacidad para aprender. Los caballos tienen una esperanza de vida de 25 a 30 años, pero Buddy ha demostrado ser un equino fuerte de temple y con muchas cosas por disfrutar.

“Trabajar con él fue realmente una cuestión de aplicar el sentido común al responder la pregunta: ¿Qué apoyo adicional necesitan los animales ciegos para sentirse seguros y confiados? ¡Buddy es increíblemente inteligente! Me sorprendió lo rápido que aprendió sus palabras: arriba, abajo, alto, entrecortado, agua, etc.”, dijo Kathy.

La historia de este adorable y valiente caballo se ha compartido en las redes y ya ha conquistado mies de corazones en todo el mundo.

Además es realmente inspirador y emotivo el vínculo que Buddy y Kathy han formado en tan poco tiempo. Al respecto la mujer comentó:

“Se necesita paciencia y tiempo para generar confianza, pero ¡es una gran recompensa!”

El santuario se ha convertido un verdadero hogar para muchos animalitos mayores con un estado de salud bastante complicado.

Todo el equipo de Catskill Animal Sanctuary se especializa en el cuidado de animalitos geriátricos, tanto Buddy como el resto de los animalitos que hacen vida en santuario envejecen recibiendo todos los cuidados y el amor que necesitan.

“Cada animal es notablemente individual. Si bien la mayoría de nosotros solo entendemos esto sobre perros y gatos, es lo mismo independientemente de la especie. Cada cerdo, cada pollo, cada caballo ciego, cada vaca, sin importar su edad, quiere sus vidas como nosotros queremos la nuestra, y al igual que nuestros animales de compañía, necesitan un apoyo adicional para envejecer con alegría y dignidad”, concluyó Kathy.

Nunca se es tarde para ser feliz y estar rodeado de verdadero amor. Se nos agita el corazón del alegría al saber que existen personas dispuestas hacer la diferencia y brindar segundas oportunidades a aquellos animalitos que creían todo perdido.