Una mujer salva a una perrita de la eutanasia y años más tarde ella salva a su hijo

La vida de una mascota puede ser difícil; como todo ser vivo, tiene un carácter y una personalidad única, y muchos de estos rasgos a veces no son compatibles en muchos lugares, lo que puede generar problemas y rechazo a muchos animalitos.

Afortunadamente, hay personas como Patricia Inman, que se ha dedicado a trabajar con perritos inadaptables. Su misión es educarlos y entrenarlos para que cualquier familia pueda disfrutar de la compañía y el amor de estos canes.

La perrita rebelde de esta historia se llama Ruby y, por su comportamiento, había sido enviada en varias oportunidades al refugio después de presentar una conducta violenta en sus hogares.

Patricia trató por mucho tiempo entrenar y educar a Ruby, pero el tiempo era un limitante porque aún no había encontrado su familia ideal y ya estaba sentenciada a la eutanasia en tan solo dos horas.

Ruby había mejorado drásticamente, pero aún esos esfuerzos no eran suficientes para salvar a la perrita debido a que en tan solo horas le practicarían la eutanasia. De esa manera, Patricia jugó su última carta: el oficial de policía Matthew Zarella.

Matthew es oficial de la policía estatal de Rhode Island, y Patricia lo llamó para suplicarle que adoptara a Ruby para evitar que la perrita fuera sacrificada. El oficial acudió al llamado y quedó fascinado con la actitud de Ruby.

La perrita demostraba una impresionante energía, perfecta para el equipo de trabajo que se necesita en la actividad policial; afortunadamente, en la policía de Rhode Island había un oficial que estaba en espera de un compañero K-9 desde hace años y el destino se encargaría de unir a esta pareja de can y humano que se habían esperado por más de 4 años, sin saberlo.

Daniel O’Neal es amante de los animales, específicamente de los perros, y al conocer a Ruby se sintió muy contento porque podría dirigirla y prepararla para su labor en el oficio policial.

Ruby tenía características importantes para un buen desempeño como K-9, tiene una gran energía y terminó de corregir sus problemas de conducta, además, ahora también es parte de la familia O’Neal y comparte cariñosamente con el hijo recién nacido del policía, su esposa y su otro perro.

Pero el destino le tenía preparado a Ruby más giros en su vida. Tiempo después de que se uniera a las filas policiales, ella y su compañero humano, O’Neal, fueron solicitados para encontrar a un adolescente extraviado en el bosque.

Ruby rápidamente se separó del grupo y se adentró en el bosque; por fortuna, ella encontró al joven, quien tenía una laceración en la cabeza. Cuando el grupo de rescate apareció, Ruby estaba lamiendo su cara para intentar reanimarlo.

Relay Hero

Lo que sorprendió a todo el equipo después del rescate fue la conexión que ya existía entre la perrita y el joven herido a mitad del bosque. El chico era nada más y nada menos que el hijo de Patricia Inman, la mujer que educó y salvó de la muerte a Ruby. Todos quedaron perplejos de la hazaña de la nueva heroína.

Te invitamos en ver el video en inglés a continuación:

Sin importar la actitud, el tamaño, la raza, los perros serán fieles y compañeros excelentes para toda nuestra vida; y, sin duda, Ruby es ejemplo de ello. Actualmente, Ruby está nominada al Hero Dog Awards.

Comparte y comenta esta noticia con tus amigos. ¡Y no temas adoptar a un pequeño y educarlo desde cero, todos merecemos una oportunidad!

👇 NUESTRO VIDEO DEL DIA 👇

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!