Mujer mira por la ventana y ve a un hombre ayudando a su perro a limar asperezas con un gato

Los gatos y perros siempre han sido señalados por sus vínculos poco afectivos entre unos y otros. Hay seres de estas especies que se odian, mientras que otros entablan las amistades más duraderas. Pero en esta ocasión una mujer se sorprendió al ver que un hombre intentaba que su perrito gruñón diera su pata a torcer y se abriera a este vínculo.

Un dueño responsable que le da a su perro educación.Perro

Ya es hora de romper estigma acerca de los vínculos entre ciertas especies, es cierto que las diferencias pueden ser un obstáculo pero esto no debe llevar a ningún animalito a atacarse. Por eso, nos complace el testimonio de una mujer que presenció una escena encantadora.

Hace unas semanas atrás, Cheyenne Tyler Berry preparaba su desayuno mientras que algo le llamó la atención en la acera de enfrente. Se trataba de un hombre mayor con un perrito a su lado. El asunto llamó la atención de Tyler pues notó que había un perro y un gato involucrado.

El can era aparentemente propiedad del anciano.

Este sujeto caminaba por la acerca, cuando su mascota comenzó a ladrarle y se puso a la defensiva. Un gato había aparecido en el camino y el perro se sentía intimidado, pero el abuelito muy sabio supo cómo manejar la situación.

El hombre sujetó con fuerza a su mascota e incluso la tomó entre sus brazos y alzó para enseñarle al gatito. Este último se encontraba con el pelo encrespado, seguramente listó para huir o atacar en caso de sentirse amenazado.

Pero ninguna escena violenta ocurrió, al contrario.

Todo lo contrario, el felino y el canino lograron hacer las paces y el perro estaba muy emocionado por el nuevo amigo que había hecho. A Tyler le conmovió y le pareció algo sumamente tierno de parte del aciano.

“Estaba saltando y emocionándose”, dijo Berry en referencia al perrito desconocido.

Cuando la mujer se acercó más a la ventana para ver un poco mejor lo que sucedía, notó que el gatito en cuestión era de uno de sus vecinos.

Se trataba del gato naranja del señor George, un hombre que vive en la misma cuadra de Tyler. Seguramente el felino había salido a dar un paseo cuando fue sorprendido por el perrito. Aunque el hombre medió en el encuentro, ambos animalitos intercambiaros unas leves pataditas pro presumimos que solo estaban haciendo contacto.

El más asustado parecía ser el gato del señor Georges, porque después de que el anciano lo alzara el perro sació su curiosidad y terminó por aceptar al gato.

El encuentro duró un instante, pero fue una escena que conmovió a Tyler, quien no perdió oportunidad de registrarla con su teléfono celular. Después, la mujer la compartió en su perfil de TikTok.

Desde esa red social, muchos usuarios han disfrutado de la escena y concuerdan con que muchas veces son los humanos quienes exacerban esa mala relación entre algunos animales. Así que el comportamiento del abuelito debería imitarse.

@cheyennetylerberry

caught this pure moment and I haven’t stopped smiling since 💖💗💕💝💓💘💞 #viral #dogsofttiktok #catsoftiktok

♬ The King – Sarah Kinsley

Por su parte, Tyler declaró haber quedado profundamente conmovida por el acto del buen hombre y ver cómo el perrito cambió de actitud en unos segundos solo por el hecho de acercarse al gato.

“Me hizo llorar porque me sorprendió poder ver un momento tan dulce en persona. No he dejado de sonreír desde entonces”, dijo Berry, resumiendo sus sentimientos en una publicación en línea.

Antes de despedirse, el anciano acaricia al gatito como agradeciéndole su docilidad y por no haber lastimado a su perro. Aunque el encuentro es en esencia fugaz, es probable que el día mañana en que estos animales se topen nuevamente por la calle no haya ninguna alteración.

El perrito sabe que ahora tiene a un gato naranja que podría llegar a ser su amigo.