Se niega a ser capturado tras vivir durante más de 13 años en un parque

Lo animales son seres especiales que siempre encuentran la manera de sorprendernos y enseñarnos a ser felices.

Ciertamente, la mayoría de los perros que viven en la calle esperan conseguir la calidez del amor que un dulce hogar les puede brindar. Sin embargo, toda regla tiene su excepción, y este hermoso amigo peludo es una.

Él ha preferido vivir en un parque de Los Ángeles por más de 13 años. Definitivamente este perro ha adoptado este parque como si fuera su casa.

Este encantador can siempre ha defendido el espíritu libre que lo caracteriza tras huir de los grupos de rescate que en varias oportunidades han intentado sacarlo de la calle.

Nadie sabe cómo este amigo de cuatro patas llegó al parque, para todos esto siempre será un misterio sin revelar.

John Hwang, un fotógrafo residente del barrio, documentó la vida de este particular perro a través de fotografías.  Este hombre fue testigo de cuando por primera vez este perrito llevó sus amigos canes al gran parque.

Esa fue la primera vez que vi a este perro. Pero él no dejó que me acercara”.

John también se dio cuenta que los residentes se encargan de la alimentación de este perro. Los vecinos le dejan cuencos de comida y agua.

Este fotógrafo comentó que por un lado se siente contento de verlo libre, pero confiesa que le da temor que termine en un refugio y terminen aplicando la eutanasia.

Sería aún mejor si lo rescataran y le encontraran un hogar lleno de amor para él”.

Sin embargo, el perro sabe perfectamente como evadir a los rescatistas. No deja que lo capturen, todos los esfuerzos de los rescatistas quedan sin efecto.

Aunque no deja que nadie se acerque todos los habitantes del lugar aseguran que estaban pendiente de su cuidado.

Es parte del parque o del vecindario”.

El perro camina despreocupado por el parque, realmente es cómo su casa, no molesta a nadie, ni a las personas ni a otros animales. John dice que nunca lo ha escuchado ladrar. Lo considera un ser inconformista y lo describe como un perro hippie.

Hope for Paws, una organización de rescate sin fines de lucro en Los Ángeles estaba trabajando en un plan para atraparlo y buscar un entrenador particular para que pueda ser adoptado. Se desconoce si finalmente fue rescatado.

Pero creemos que, si él está feliz viviendo su vida así, entonces deberían dejarlo ser”.

Hay quienes creen que este can se niega a dejar el parque porque está esperando a quien lo abandonó. De ser así este pobre animal debe sentir una gran tristeza en su corazón, pero realmente es muy difícil determinar la verdadera razón por la que este perrito no quiere dejarse agarrar.

Facebook

Es como si supiera que tras ser capturado no estará más en ese lugar”.

Sin caer en controversias, quizás lo mejor para este perro es demostrarle todo el amor que puede recibir en un hogar.

Su experiencia se vida en el parque pueda ser sustituida por días llenos de atenciones y cuidados dentro de una familia que lo reciba con los brazos abiertos. Comparte esta historia y déjanos saber cuál es tu opinión.

👇 NUESTRO VIDEO DEL DIA 👇

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!