Le niegan la solicitud de adopción de un perro por tener 70 años ¿Discriminación?

Hay miles de animales en refugios esperando que alguien que les ofrezca un hogar y además hay miles de personas que necesitan compañía, por lo que la adopción de una mascota termina siendo una excelente opción. Aunque hay muchas familias jóvenes y con niños que deciden adoptar, también muchas personas que viven solas van en busca de ese compañero peludo que le alegre el día.

Las personas mayores son parte de este grupo de personas, por lo general viven solas, tienen tiempo libre y aún tienen mucha energía.

Ese era el caso de Mary, una mujer de 70 años que vive en Milwaukee, Wisconsin, cuyo esposo murió hace tres años y quería a una compañera. Llenó un formulario de adopción de Fluffy Dog Rescue para llevarse a casa a una perrita de un año de edad.

“Estaba buscando una mascota pequeña y joven ya que viajo frecuentemente y de esa manera podría llevarla en mi asiento durante los vuelos y que se adaptara rápidamente, por lo que ella era perfecta para mí”, dijo Mary. Sin embargo, la solicitud de Mary fue rechazada por un factor que causó mucha polémica: era una persona mayor para Fluffy Dog Rescue y no le querían entregar un cachorro.

“Me sentí mal porque no me considero una persona vieja, aun puedo cuidarla, siento que tomaron una decisión sin saber nada de mi”, aseguró Mary.

Melissa, la hija de Mary, les escribió un correo para expresar su disconformidad con el rechazo de la solicitud. Fluffy Dog Rescue le contestó explicando que tienen políticas de adopción y que una mujer mayor como su madre es calificada para adoptar animales de tres años en adelante, agregan que ellos buscan lo mejor para sus animales y esperan que sean adoptados para toda la vida.

“Mi madre quería adoptarla para toda la vida, es injusto, ellos agregaron que no son el tipo de grupo que le entrega sus animales a cualquiera”, dijo Melissa.

LittleThings / TheDenverChannel

Es un caso muy polémico porque Mary, a pesar de su edad, es una mujer sana y con energía que se siente capaz de cuidar de un animal y le quería dar la oportunidad a un cachorro de un refugio. Si bien, muchas de las reglas y políticas de los refugios se basan en proteger al animal y brindarles seguridad, este caso puede ser confundido fácilmente como discriminación. Espero que Mary finalmente pueda adoptar a un perrito que se adapte a sus necesidades y cumpla con las exigencias de los refugios.

Comparte esta historia y cuéntanos qué opinas sobre la adopción de cachorros por parte de personas mayores

NUESTRO VIDEO DEL DIA

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!