Un pequeño niño contrae gripe y no quiere que nadie lo consuele, excepto su perro rescatado

Para nadie es un secreto que los perros son los mejores amigos del hombre. Sin duda, también lo son para los más pequeños de la casa. Si quieres que tu hijo entienda el valor de la amistad y fidelidad, nada mejor que regalarle una mascota para llenar sus días de diversión. Bryan Junior y su esposa, siguieron este ejemplo adoptando un travieso canino que llegó a sus vidas para contagiarlos de alegría.

El que recibe amor, da amor

Riddick es el nombre del afortunado perro, que fue rescatado en el 2015 por Rescue Dogs Rock NYC, después de haber sufrido un fuerte accidente en el que fue expulsado por la ventana de un vehículo en movimiento. La joven pareja decidió adoptar al perro tras ver una publicación en Facebook. Sin duda, el pequeño peludo se convirtió en un miembro más de la familia.

«Riddick es el perro con mejor temperamento que podrías pedir», dijo Bryan Junior.

No pasó mucho tiempo para que la familia creciera; al año de llegar Riddick a casa, la esposa de Bryan quedó embarazada. Ahora, los cuidados y la atención de la pareja se equilibran entre el pequeño que acaba de nacer y el grande de cuatro patas.

El perro no es sólo una mascota que cuida la casa o les hace compañía mientras disfrutan de la televisión. Riddick se ha ganado el corazón de Bryan y su esposa, ahora lo tratan como a un hijo más.

Más que mascotas, hermanos para el pequeño Dawson

Cuando el pequeño está enfermo, el primero en saberlo es Riddick. Pues las tardes de juego ya no son las mismas con el pequeño en cama.

Recientemente, Dawson contrajo una fuerte gripe. Era la primera vez que estaba realmente mal, tenía fiebre y no quería que nadie se le acercara, excepto Riddick. El enorme perro es el único que sabe y puede consolarlo.

«Dawson estuvo tendido durante más de una hora, pero Riddick nunca se movió. Se podría decir que Riddick sabía que no se sentía bien y que estaba acostado con él», comenta su padre.

Ante el malestar, Dawson no quiere estar con nadie, excepto con su perro Riddick. De esta manera, el perro se convierte en su ángel protector de cuatro patas. Junto con el otro pitbull que tienen en casa, éstos caninos  han demostrado que siempre estarán ahí para consolar con su cuerpo peludo al pequeño.

«Si el bebé llorara, los dos entrarían corriendo para ver cómo estaba. Cada vez que se despertaba de una siesta, decíamos: ‘El bebé Dawson está despierto’ y ellos corrían»

The Dodo

Sin duda, Bryan Junior y su esposa han demostrado que el que ofrece amor, recibe amor. Nada más real que esta historia para darnos cuenta que son los pequeños actos los que hacen la diferencia. Una simple adopción cambió la vida de Riddick llenando de emoción y carrera la vida de esta hermosa familia. ¡Que buen ejemplo el de Bryan y su familia!

Anímate a darle amor aquellos perritos que tanto lo necesitan. Comparte esta historia para que sean más las personas que se motiven a adoptar.

 

 

👇 NUESTRO VIDEO DEL DIA 👇

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!