Un perro lucha por su vida después de que unos niños hicieran estallar un petardo en su hocico

En innumerables ocasiones las autoridades civiles y los cuerpos de socorro han advertido sobre el extremo cuidado que se debe tener a la hora de manipular los juegos pirotécnicos durante estas fiestas navideñas y de fin de año. Puesto que los animales son especialmente sensibles al ensordecedor sonido de los petardos, además del peligro de la pólvora, tristemente son los más afectados, y año a año la sociedad lamenta tragedias que parecen no producir escarmiento en los responsables.

Un reciente incidente ha sido compartido en las redes sociales causando gran indignación entre los internautas después de que se diera a conocer que unos niños explotaron un petardo en el hocico de un perro. Y lógicamente, las consecuencias han sido lamentables.

El impactante suceso tuvo lugar en la ciudad de San Lorenzo, en Paraguay.

Ha sido una de las voluntarias de la Fundación Maris Llorens Llorens, quien ha publicado en la página de Facebook de la organización el hecho, junto a las imágenes del perro, para mostrar las consecuencias del maltrato animal, y especialmente cuando éste proviene de niños pequeños.

Las impactantes imágenes se pueden ver en la publicación. Nos hemos abstenido de incluirlas en esta nota, podrían herir la sensibilidad de muchas personas.

Según lo que reveló la fundación, un grupo de niños jugaba con cohetes y acercaron una bomba con la mecha encendida al hocico de un perro. El perrito, pensando que era un juguete, lo tomó con los dientes y segundos más tarde le explotó.

La mujer ha mostrado las heridas y quemaduras que le han producido al pobre animal la explosión del petardo en su hocico.

«Primera víctima de la Navidad. Paciente ingresado gracias a la fundación Maris Llorens Llorens. La doctora Dalia Benítez la asistió en primera instancia. Está muy grave y con fracturas múltiples en maxilar superior e inferior», escribieron en Facebook.

«¿Qué es lo que enseñan los padres a sus hijos? A dañar a los animales? ¡Así no!», sentenció la mujer en la página de la organización.

Miles de personas se han mostrado totalmente indignadas frente al hecho, condenado a los padres de los pequeños como los prinicipales responsables.

Inlcuso han compartido imágenes ilustrativas para condenar el uso de petardos.

«HORRORR! El alma se me quedó dañada!!!!!!! No hay derecho! Por Dios!!!», escribió una usuaria. «Presos deberían de llevar a los padres. Bastaaaaa de tanta crueldad», dijo otra persona.

«Todo el peso de la ley para esos «NIÑOS» PSICÓPATAS ES LO QUE SON. ¡Esta clase de niños monstruos son el resultado de padres basura!», condenaron contundentemente en Facebook.

Afortunadamente, el perrito pudo ser atendido a tiempo y ahora se recupera de la intervención quirúrgica. Sin embargo, su estado es muy delicado y está en continua observación.

Facebook

Esperamos que el perrito logre recuperarse y que caiga todo el rigor de la ley sobre los padres de estos pequeños. ¡Es espeluznante la clase de pequeños monstruos que estamos heredando al mundo! Compártelo para crear conciencia.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!