Llora desconsoladamente al encontrar a su perrito tras pensar que lo perdió para siempre

Los accidentes ocurren cuando nadie se los espera, es por eso que siempre dejan el trago más amargo en la memoria de quienes lo han sufrido.  Sobre esta situación sabe muy bien Fergus y su familia.

Este peludo de gran tamaño vivió una terrible experiencia el 30 de enero y, después de creer que todo estaba perdido, ha protagonizado el reencuentro más hermoso.

Al final de tanta oscuridad una luz se encendió para el peludito.

Fergus es un lobo irlandés de casi 90 kg que vive junto a sus dueños en Nashville, Tennesse. Todo era perfecto en su vida hasta que un automóvil lo arrollara a él y su dueño Mickey McKay, en un semáforo de la ciudad.

Debido al impacto, el pobre Fergus salió volando por el aire y aturdido por la situación huyó del lugar. Mickey y su esposa resultaron ilesos pero sus corazones se destrozaron al ver que su amado perro había desaparecido.

Este amigo lleva años llenando a su familia de amor.

A partir de esa tarde inició una incesante búsqueda para dar con el paradero del animalito. Este peludo era muy querido en su comunidad, así que en horas más de 200 personas se unieron al grupo de Facebook “Find Fergus” que creó la hija de Mickey, Meredith Luckett.

Como en la unión está la fuerza, la estrategia finalmente dio resultado.

La noticia corrió como pólvora pero no lograban dar con el paradero de la amada mascota. Algunas pistas mantuvieron a la familia activa en la búsqueda pero nada parecía resultar.

“Lo vieron cojeando en dirección a la Iglesia Bautista Judson inmediatamente después del accidente”, escribió la hija del matrimonio, Meredith Luckett.

Después de varios días del accidente, todo parecían haber perdido la esperanza pero una llamada los reanimó. Un vecino aseguraba haber hallado a Fergus y toda la familia estaba ansiosa por el reencuentro.

“Nos contactaron temprano esta mañana con la noticia de que Fergus había sido encontrado a 8 km al suroeste del lugar del accidente”, contó Meredith.

En reencuentro de Fergus quedó registrado por uno de los presentes en un hermoso vídeo que rápidamente ha hecho derramar lagrimitas a todos en las redes sociales.

Para aquellos que tienen a una mascota en su hogar es completamente natural ponerse en el lugar de estas personas y sentir toda la felicidad que los Luckett vivieron en ese momento.

Saca tu pañuelito y mira por ti mismo la hermosa escena.

Después del reencuentro, Fergus fue llevado a un veterinario para corroborar su estado de salud. Por fortuna el gran tamaño de este peludo lo salvó de romperse algún huesito, el pobre sólo se notaba hambriento y descuidado por los días que estuvo perdido.

De no ser por la colaboración colectiva que se recibió en este caso Fergus se encontraría aún perdido y corriendo riesgos en la calle. Sin duda su historia reafirma una vez más el poder de las redes sociales.

Usemos este medio para sembrar cosas positivas, comparte la historia de Fergus y hazle llegar todo tu amor.