No sabe que está a punto de entrar su dueña que viajó 1.000 km para recuperarlo

El robo de un perrito es una terrible experiencia que nadie quiere vivir. Cada día que pasa son 24 horas llenas de angustia y preocupación por no saber nada de él.

Tristemente, eso fue lo que la pasó a Mariah Mayflower, cuando allanaron su casa mientras estaba de vacaciones y se llevaron a Hannibal, su amado cachorrito.

Aunque Mariah intentó por todos los medios que tenía para dar con el paradero de su amigo peludo, no pudo encontrarlo. Después de mucho tiempo Mariah se mudó a Tennessee, casi 1.000 kilómetros de su antiguo hogar.

Pero todo cambio cuando recibió la llamada de un amigo para avisarle que había visto a un peludo muy parecido a Hannibal. Sin dudar un segundo Mariah decidió emprender el viaje para saber si se trataba de su amado cachorro.

“Ha sido un largo camino sin ti, pero estoy tan feliz de que estés en casa”, dijo Mariah.

Cada día sin saber de Hannibal era como un soplo que intentaba apagar la luz de la esperanza de poder abrazarlo de nuevo.

Todas las noches Mariah se acostaba con la ilusión de encontrar a su amigo de cuatro patas, y afortunadamente el milagro sucedió en una de las mejores épocas del año. Después de dos años sin saber de su perro, este maravilloso encuentro Mariah lo llamó un “milagro de Navidad”.

El emotivo encuentro quedó grabado en un maravilloso vídeo que no puedes dejar de verlo, son imágenes realmente conmovedoras.

Hannibal no pude contener la emoción de ver de nuevo a quien había sido su madre humana. ¡Es encantador!

A pesar de la alegría del rencuentro hubo algo que preocupó de nuevo a Mariah, quien se sorprendió por un bulto extraño que encontró en el cuello del cachorro.

Cuando Mariah vio de nuevo a su Hannibal de inmediato lo revisó para confirmar su estado se salud. Esa masa era sinónimo de que algo no estaba del todo bien.

Hannibal debía ser sometido a una intervención quirúrgica para extirparle esa masa extraña y realizarle una biopsia.

Otro golpe para Mariah, quien no contaba con el dinero para cumplir con el tratamiento para su perrito, pero si algo tenía claro esta madre humana era que no iba a darse por vencida, y decidió emprender una campaña para recaudar el dinero suficiente para atender las necesidades de Hannibal.

Mariah abrió una cuenta en Go Fundme con el objetivo de conseguir 600 dólares y gracias a la generosidad de todos los que colaboraron superó los 800 dólares.

“Hace dos años y medio Hannibal fue separado de su familia después de que allanaron su casa. Recientemente pudo reunirse de nuevo con su familia después de tanto tiempo, y le encontraron con una masa en el cuello”, escribió en la descripción de la campaña.

Mariah está muy feliz de tener de nuevo a su mascota y espera que pueda recobrar nuevamente su salud.

¡No dejes de compartir esta emotiva historia que nos demuestra que los milagros sí existen!