No sólo la partida de un perro nos destroza–Un joven rompe a llorar junto a su caballo fallecido

Los perros son unos seres realmente leales pero no sólo con estas criaturas llegamos a establecer fuertes lazos. Por eso la imagen de un hombre desgarrado por la pérdida de su caballo nos ha hecho reflexionar sobre lo increíble que llegan a ser cada uno de esos seres que adoptamos como mascotas.


Al igual que ocurre con las personas, nuestras mascotas se convierten en parte importante de nuestra familia y queremos conservarlas siempre en nuestras vidas, pero tristemente ellos tampoco son inmortales.

Por eso queremos invitarte a que disfrutes al máximo cada momento compartido con ese angelito que decidiste acoger en tu hogar.


El trabajo, los problemas, el acelerado ritmo de la vida moderna, puede alejarnos un poco de las cosas verdaderamente importantes como son la propia familia. Pero ellas, tus mascotas, a diferencia de los reclamos que podría hacer un padre o un hermano, incluso un hijo, jamás te reprocharán nada.
Los animales son lo más noble que puede haber y aunque sufran por tu ausencia, están siempre en casa a la espera de tu llegada y que puedas dedicarles un poco de tiempo y compañía.

¡Por favor, no los dejes solos! Que el último abrazo no sea después de haberlos perdido.

Tener una mascota no es simplemente alimentarla y asegurarle una buena salud, sino que como a un hijo, hay que brindarle mucho amor y compañía.
Queremos que la trágica y emotiva imagen de este hombre abrazando a su caballo los haga reflexionar del mismo modo en que ha hecho reflexionar al equipo editorial. El anónimo sujeto se muestra notablemente desgarrado, pues se aferra a su caballo que yace sin vida en una fosa improvisada.

Seguramente, fue su amigo fiel durante años y por ese motivo se propuso brindarle una sepultura digna.


Esperamos que este sujeto haya podido compartir al máximo y disfrutar realmente del amor de su caballo. Que ese abrazo de despedida también se lo haya podido dar a la criatura cuando estaba viva, y no haya sido demasiado tarde para transmitirle su amor.
Pero si reflexionamos un poco ¿qué tanto amor le estamos dando a nuestros bebés? Sea un perrito, un gato, una tortuga o una gallinita, todos, absolutamente todos merecen recibir un poco de ese amor y lealtad que ellos nos transmiten. No esperemos que nuestras mascotas fallezcan para abrazarlos, démosles en vida todo el amor que ellos merecen.

Por favor comparte esta breve reflexión y que en conjunto con la imagen motive a muchos a brindarles hoy el cariño a sus mascotas. ¡Puede que mañana sea demasiado tarde, comparte!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!