«Nuestro dulce y buen chico» – Joe Biden anuncia devastado la muerte de su perro Champ

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y la primera dama, Jill Biden, totalmente devastados, anunciaron este sábado la muerte de uno de sus perros, llamado Champ.

Champ era un adorable pastor alemán color marrón

La noticia fue difundida hace pocas horas en todas las redes sociales de la Casa Blanca, donde acumulan ya millones de reacciones. Todos los estadounidenses, así como los seguidores del gobernante y los amantes de los perritos, se han sentido muy conmovidos por la partida de Champ.

El comunicado en Instagram tiene casi millón y medio de me gusta

Después de todo, quienes hemos visto cruzar el arcoíris a nuestras mascotas, sabemos el dolor profundo e indescriptible que supone ese temido momento en el que debemos despedirnos para siempre.

Champ acompañó a los Biden durante 13 largos años de infinita fidelidad y amor

«Nuestros corazones están rotos hoy. Les dejamos saber que nuestro amado pastor alemán, Champ, falleció pacíficamente en casa», empieza el triste comunicado.

A pesar de que fue su compañero constante y tan adorado por la familia Biden, detallaron que la fuerza del peludito, ya anciano, disminuyó mucho en sus últimos meses. Sin embargo, a pesar de su dificultad, constataron incluso más si cabe, sus grandes dosis de amor.

«Cuando entrábamos en una habitación, inmediatamente se levantaba, su cola siempre meneaba, y nos acariciaba con la nariz para que le rascáramos una oreja o le masajeáramos la barriga», añaden.

Champ empezó a formar parte de los Biden en el 2008

Además, recordaron con gran nostalgia, que dondequiera que estuvieran, Champ querría estar a su lado.

«Todo mejoraba instantáneamente cuando estaba a nuestro lado. Nada le gustaba más que acurrucarse a nuestros pies frente al fuego al final del día, unirse a nosotros como una presencia reconfortante en las reuniones o tomar el sol en el jardín de la Casa Blanca», se puede leer en el emotivo comunicado.

Champ era un perrito que de joven tenía una energía inagotable, su obsesión era perseguir pelotas de golf en el jardín delantero del Observatorio Naval, o jugar al «pilla pilla» con los nietos de los Biden, cuando vivían en Delaware.

«En nuestros momentos más alegres y en nuestros días más afligidos, él estaba allí con nosotros, sensible a cada uno de nuestros sentimientos y emociones no expresados. Amamos a nuestro dulce y buen chico y siempre lo extrañaremos», concluye la publicación de la Casa Blanca.

La foto con la que le rindieron homenaje en todas las redes sociales realmente toca corazones

Los Biden tienen otro pastor alemán, Major, de tres años. El pobre perrito ha estado involucrado en varios incidentes de mordeduras desde que se mudó a la Casa Blanca con su familia en el mes de enero.

Probablemente, la situación de estrés en su nuevo entorno lo llevó a un comportamiento inusual. Tuvo que recibir capacitación especial, pero sin duda su mayor consuelo y hermano incondicional era Champ. ¿Qué será ahora de Major? Nos parte el alma solo de pensarlo.

Podemos entender perfectamente el dolor por el que deben estar pasando Joe Biden y su esposa. Para los verdaderos amantes de los animalitos no hay palabras que valgan para superar una pérdida así. Esperamos que le den todo el amor del mundo a Major, sabiendo que en él vivirá su amado Champ. ¡Comparte!