Nueva ley impedirá el abuso de mascotas como una represalia por parte de parejas despechadas

Los activistas y defensores de los derechos de los animales no descansan en su lucha por lograr que los distintos países aprueben legislaciones a favor del bienestar de los animales, evitar que sean víctimas de malos tratos y sancionar a los responsables.

Afortunadamente son muchos los gobiernos que se han suado a esta causa, sin embargo, es mucho el camino que aún falta por recorrer para que los animales estén protegidos de seres sin escrúpulos.

La buena noticia la trae hoy el gobierno de Nueva Gales del Sur tras proponer cambios a la Ley de Delitos y las Órdenes de Violencia Doméstica Aprehendida para incluir sanciones a las amenazas o abusos a los animales.

El fiscal general Mark Speakman anunció que uno de los cambios es la definición de «intimidación» para incluir la violencia hacia los animales.

«Este es un paso importante que facilitará la respuesta a esta vil forma de abuso que busca aterrorizar a las víctimas y sus amados animales», dijo el fiscal Mark.

Quienes abusen de las mascotas pronto podrían ser acusados ​​de violencia doméstica bajo la nueva ley propuesta, sancionados con una multa de 5.500 dólares y seis meses de presión.

Paralelo a la propuesta también se lanzaron el Programa de subvenciones de apoyo para mascotas y bienestar animal (PAWS) con el objetivo de brindar ayuda a los centros que reciben y rescatan a los animales afectados por este tipo de agresiones.

El fiscal Mark dijo que tristemente a menudo muchas personas utilizan a los animales para manipular a sus parejas, especialmente cuando terminan la relación.

«Los abusadores usan a sus mascotas para intimidar, tomar represalias y manipular a sus parejas después de la separación como castigo por irse», agregó el fiscal Mark.

Este maltrato animal bajo el entorno de violencia doméstica también puede fomentar que las víctimas no denuncien por temor a que sus mascotas queden desprotegidas.

Delia Donovan, la directora ejecutiva interina de Violencia Doméstica de NSW, dijo que los cambios funcionarían para favorecer la creación de un ambiente familiar más saludable.

El gobierno de Nueva Gales del Sur también anunció la inversión de $ 500.000 en el programa que apoyan a los centros de rescate y refugios para animales, instituciones que podrán solicitar subvenciones de inmediato.

«Estos fondos permitirán que los refugios acepten mascotas y mejoren la capacidad de los servicios de bienestar animal para proporcionar cuidados de crianza temporal, de modo que las mujeres puedan dejar los hogares violentos sin preocuparse de que su mascota se vea afectada», dijo el fiscal Mark.

El director ejecutivo de RSPCA NSW, Steve Coleman, manifestó su apoyo a esta nueva iniciativa.

«La RSPCA se complace mucho poder garantizar a las víctimas de la violencia doméstica que su mascota estará muy bien cuidada por nuestro personal especializado cuando decidan escapar de un hogar abusivo», dijo Steve.

Esperemos que muchos países se sumen a esta propuesta y apoyen la defensa de los derechos de los animales que viven en un hogar violento. Comparte esta importante noticia.