Nutria logra trepar con las justas a un bote antes de convertirse en la cena de una ballena

Una nutria experimentó un dramático momento al ser perseguida por una enorme ballena, por suerte, el pequeño mamífero divisó un bote cerca y nadó frenéticamente para refugiarse.

Las increíbles imágenes fueron capturadas por John Dornellas, quien contempló en primer plano cómo la nutria se esforzó para evitar ser el desayuno de la orca.

Todo ocurrió en la laguna de Halibut Cove, Alaska.

Dornellas trabaja en Coldwater Alaska, una compañía de exploración que ofrece viajes en bote en toda el área, fue en uno de estos viajes que vio a la nutria nadando unos 200 metros hasta llegar al bote mientras que la orca la seguía.

Al respecto Dornellas comenta:

“Qué experiencia tan irreal. Apagamos los motores de marcha a unos doscientos metros y vimos una nutria nadando a toda velocidad hacia mi barco, la orca venía persiguiéndola. Tengo que decir que no es así como imaginé que empezaría mi mañana”.

La nutria buscó refugio en el bote y saltó por la parte del motor momentos antes de que la ballena llegara. La escena parecía el juego del gato y el ratón, con la nutria saltando reiteradas veces al agua en un intento de escapar, y regresando al bote cuando notaba que su cazador la seguía persiguiendo.

El hombre se acerca cautelosamente a su inesperado visitante y le dice con voz tranquilizadora:

“Oye, no voy hacerte daño, eres bueno. Puedes relajarte aquí todo el tiempo que necesites”.

Al ver que la orca estaba tan cerca, tanto los tripulantes del barco como la indefensa nutria parecían sorprendidos.

“Oh, Dios mío, oh Dios mío”, se escucha en repetidas ocasiones.

Se puede ver la aleta dorsal de la orca quien insistía en acercarse cada vez más al bote.

Chantrelle Major, compañero capitán de John, también filmó el momento desde su barco, viendo cómo la orca rodeaba el bote de Dornella en busca de la nutria.

Desde el lugar donde estaba podía observar más cerca la orca, Chantrelle comentó que creyó ver a la orca con una cría de nutria en su boca.

Mira esta increíble experiencia en el siguiente video:

Si bien el enorme cetáceo parecía no darse por vencido, finalmente se distanció del bote, John navegó hasta su próxima parada en Hablibut Cove Lagoo, al no ver rastro de la orca nutria se sumergió de manera segura en el agua.

Solo un poco más tarde, John descubrió que la orca, el cual tenía el número de identificación AT163, era la más grande de su manada.

La nutria esperaba ansiosamente que su cazador se alejara.

Esta nutria tuvo una experiencia bastante aterradora pero logró salir victoriosa. Aunque se cree que sus cachorros sí fueron atrapados por la orca, su astucia y habilidad le aseguraron un día más. Estamos felices que este pequeño haya tenido un final feliz.

No dejes compartir la historia en tus redes y recuerda fomentar el respeto y el cuidado de los ecosistemas marinos.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!