Olaf termina con serias quemaduras en sus patas después de lo que parecía una simple caminata

Este peludo con una excepcional dulzura y resistencia increíble, fue incapaz de demostrar alguna señal de molestia o dolor a su humano, quien aprendió una gran lección para proteger a nuestros peludos durante los calurosos meses de verano.

El dueño estaba paseando a su perro, un golden retriever llamado Olaf, algo que disfruta mucho este encantador can.

Caminó casi 2 kilómetros en el sendero Fish Trap Trail en Washington, Estados Unidos, antes de que su humano se diera cuenta de que sus almohadillas estaban quemadas, incluso su querido peludo no estaba lloriqueando ni cojeando.

Si bien la temperatura del aire no era muy alta, la ruta de senderismo fue abrasadora; de hecho, el suelo estaba tan caliente que quemó las patas de Olaf hasta el músculo.

«El dueño miró hacia atrás y notó huellas sangrantes, lo levantó y las almohadillas de sus patas se habían quemado, dejando expuesto el músculo», dijo Jeannette Dutton, gerente de práctica del Hospital Veterinario Medical Lake Veterinary Hospital, donde fue atendido Olaf.

Las almohadillas de Olaf estaban severamente dañadas al caminar sobre una superficie caliente.

A pesar de la gravedad de la lesión, Jeannette aclaró que su dueño tiene un trato maravilloso con su peludo, no había hecho nada malo ni inusual y que el perro no había mostrado ningún signo de angustia durante la caminata.

«Olaf no actuó de manera diferente. Le encanta salir a pasear», dijo su dueño.

Mientras tanto, está sanando bien a pesar de sus graves heridas. Muchos perros como Olaf pueden no mostrar signos de dolor de inmediato, según los expertos.

«Se le pusieron medicamentos para el dolor y antibióticos de inmediato». Si bien su recuperación puede tomar un tiempo, Olaf parece estar de buen humor para eso. «Es un chico realmente bueno», dijo Jeannette.

Comentó que, a veces, los animales se muestran una fortaleza increíble y ocultan su dolor en un esfuerzo por complacer a sus dueños o por la emoción de la actividad, es lo que piensa que había hecho Olaf.

Las lesiones en las patas del perro es una advertencia que debe ser tomada en cuenta por los dueños de mascotas este verano.

Una buena regla general es que si el pavimento está demasiado caliente para su mano, lo es también para las almohadillas de las patas de sus perros.

Muchos expertos la llaman «La Regla de los 5 segundos», que conviene seguir al pie de la letra: «Si no puedes mantener el dorso de la mano en el asfalto durante ese tiempo, será mejor que no saques a tu perro a pasear».

Alison Mason, veterinaria y directora médica del Hospital Hope Animal en Nueva York, advirtió que esta podría no ser una respuesta inusual.

«Hay perros tan estoicos. Es posible que mucha gente no sepa que sus mascotas pueden quemar sus estómagos si toman el sol mientras están recostados sobre sus espaldas, o simplemente por pasar demasiado tiempo bajo el sol. A veces, algunos tan solo quieren jugar, y casi no sentirán nada por la emoción”, dijo Alison.

Al igual que las personas, las mascotas son sensibles a las temperaturas extremas.

Ahora que el verano está oficialmente aquí, los dueños deben estar especialmente atentos para mantener a sus animales frescos e hidratados. Pasearlos en superficies más frías, como hierba en lugar de pavimento o rocas, y evitar las horas de media tarde.

Te invitamos que nos ayudes a compartir la nota, para que ningún peludo tenga que sufrir a consecuencia del abrasador verano.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!