Osa más famosa del mundo no perdió el tiempo en su hibernación y aparece con cuatro cachorros

Son varios los misterios que rodean el increíble fenómeno de la hibernación, uno de ellos es cómo los osos pueden dormir durante días o meses sin morir de hambre o de sed.

Este misterio se devela con una explicación bastante simple e increíble, y es que durante ese tiempo de letargo el ritmo cardíaco de estos animales baja de 84 latidos por minuto hasta 19 latidos por minuto, esto reduce el funcionamiento de su metabolismo y el consumo de oxígeno en un 75%.

Los osos se preparan para la hibernación consumiendo muchos alimentos altos en grasa para poder mantener su temperatura corporal durante su largo sueño.

Otra de los misterios del fenómeno de la hibernación es la reproducción, y se explica cuando vemos que las hembras en gestación son las primeras en hibernar para dar a luz a sus crías dentro de la cueva durante el mes de enero, y en abril o mayo salen con sus crías.

Esto fue lo que ocurrió en el Parque Nacional Grand Teton, donde la conocida osa Grizzly 399, ha sorprendido a todos cuando sus dos últimos partos ha decidido salir de la cueva junto a sus crías el 18 de mayo.

«Cada vez que tiene cachorros durante el año, espera. Es sorprendente que este día exacto, ella salga”, dijo Tom Mangelsen fotógrafo de la vida salvaje.

Y como era de esperarse, esta enorme osa Grizzly no rompió la tradición e hizo una maravillosa aparición el mismo 18 de mayo con sus nuevos cachorros, ante la mirada de cientos de cámaras que esperaban ansiosos su salida.

La imponente osa abandonó su refugio junto a una camada de 4 osos. Los expertos dicen que es un número raro para tratarse de una osa pardo de 24 años, ya que la expectativa de vida de estos ejemplares es de 20 a 25 años.

Esta osa es considerada la madre osa más famosa de la tierra, tanto así que recibe la visita de fotógrafos de vida silvestre y turistas de todas partes del mundo solo para apreciar a esta antigua osa en su hábitat natural.

Grizzly 399 a dado a luz a 17 cachorros que han sido documentados en los últimos 14 años, y como buena madre ha criado a sus cachorros cerca del área de la carretera para que todos puedan verlos.

El fotógrafo Tom Mangelsen ha seguido y se ha familiarizado con ella durante la última década, a quien le hizo el libro titulado “Grizzlies of Pilgrim Creek”, donde de muestran más de un centenar de fotografías con sus distintas camadas.

Comparte la maravillosa historia de esta osa, esperamos que esta sorprendente especie viva durante muchos años más, es mucho lo que nos falta por aprender de estos animales.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!