Un oso bebé se ve abrumado por su repentina buena suerte

Nuestros amigos los animales son seres muy especiales, ellos tienen un increíble instinto que los caracteriza y los hacen muy sensibles. Esta es la historia de un adorable y tierno osito que estaba abrumado por la buena suerte que cambió su destino para siempre.

La historia de este bebé oso comenzó cuando un hombre en Kosovo lo confundió con un cachorro callejero después de encontrarlo en el patio de su casa.

Este hombre tras mirar una bola de pelusa solitaria en el patio se acercó y la levantó. Después la colocó en una caja cubierta de heno.

Aunque el hombre vio algo extraño en la apariencia de este «cachorro» jamás imaginó que se trataba de un oso pardo.

No fue sino hasta que una inspección descubrió que no era un cachorro callejero.

Fue entonces cuando el hombre se comunicó con las autoridades con la esperanza de que el bebé oso se reuniera con su madre que vivía en el Parque Nacional Sharr.

A pesar de que las autoridades aseguraron el reencuentro de madre e hijo no fue lo que sucedió realmente. El pobre animal fue rescatado por el personal de Four Paws International después de haberlo encontrado en el sótano de un restaurante en el parque Nacional Sharr.

El oso estaba dentro de una pequeña caja de madera casi sin poder ver la luz del sol y sin espacio para moverse.

Después de descubrir la precaria situación en la que se encontraba el bebé oso, el personal de la organización no dudó en rescatarlo de inmediato e instaron a las autoridades a hacer lo correcto, dejar que el bebé fuera trasladado a un santuario donde pueda tener la vida que se merece acorde a su naturaleza.

Cientos y cientos de personas alrededor del mundo firmaron una petición para solicitar la libertad del oso bebé. Finalmente, todos los esfuerzos para defender los derechos de este noble animal tuvieron resultados favorables a principios de este mes.

Four Paws y las autoridades de Kosovo llegaron a un acuerdo y el osito fue llevado a Bear Sanctuary Prishtina, un hogar para osos que han vivido experiencias muy difíciles.

Afrim Mahmuti, quien administra el Bear Sanctuary Prishtina agradeció públicamente la gestión del Ministerio del Ambiente, así como también al Ministerio del Medio Ambiente, por permitir que los profesionales que laboran en santuario se hicieran responsables del tratamiento adecuado para el bebé oso.

La reacción del noble animal tras ser liberado en el recinto del santuario cubierto de hierba e iluminado por la luz del sol fue muy emotivo.

Realmente el pequeño oso se sentía abrumado por la belleza de su nuevo hogar.

Se mantuvo de pie sobre sus patas traseras asombrado por todo lo que miraba a su alrededor. Después comenzó a saltar de un lugar a otro con mucha emoción para explorar todo el lugar.

Estaba encantado por sentirse libre en su nuevo hábitat.

FacebookDentro del recinto el contacto con los seres humanos solo será el estrictamente necesario, con la finalidad de ir revelando cuál será su futuro.

Se espera que en medio año los cuidadores decidan si el oso se encuentra en las condiciones adecuadas para ser liberado de nuevo en su hábitat natural. De no ser así, su lugar en el santuario está garantizado.

Todos apostamos a la recuperación plena de este pequeño ejemplar. Comparte la emotiva reacción de este oso bebé después de descubrir un nuevo mundo.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!