Oso curioso irrumpe en un auto, no sabía que no era bienvenido y huye espantado

Nuestros amigos los animales no dejan de sorprendernos, y aunque a veces puede parecer predecible la reacción que ellos puedan tener en un momento determinado, también puede suceder lo inesperado, tal como pasó en esta historia.

Un oso irrumpe un auto que estaba estacionado. Claramente, no había sido invitado y no imaginaba lo que encontraría en el interior, ni que en pocos minutos se arrepentiría para siempre.

Tras ver algo extraño en su medio ambiente, decide averiguar de qué se trata. Mientras camina con mucha pausa llega al Mercedes-Benz, que no tenía los seguros en las puertas.

Sin saber con lo que se va a encontrar, el oso abre la puerta del auto siguiendo su instinto y en cuestión de segundos, da marcha atrás para desaparecer de la escena aturdido y aterrado.

La actriz Christina Fuentes, de Nueva York, publicó el video en sus redes de su amigo, José Ramos, cuyos gritos lograron asustar a este oso.

«No sé qué me poseía para comenzar a gritar», escribió José.

Era de suponer que José podría entrar en estado de pánico por la vivista inesperada de este gran ejemplar que no estaba haciendo otra cosa que pasear por su hábitat natural.

Bear caught opening car door

UN-BEAR-ABLE: A brown bear caught opening the door of a Mercedes-Benz walked away from the scene after being scared off by a group of yelling onlookers. 🐻

Publicada por CBS News en Domingo, 24 de mayo de 2020

 

Pero lo que nunca se imaginó era que sus gritos fueran de tal magnitud que literalmente lograrían espantar al oso.

Realmente este hombre tuvo mucha suerte que el oso reaccionara huyendo para dejarle el camino libre y que pudiera salir del camino ileso.

El video muestra cuando el oso intenta subirse al Mercedes mientras el dueño del automóvil observa desde lejos. Una vez que el dueño comienza a gritar como si el mundo se estuviera acabando, el animal rápidamente aborta la misión.

Pero parece que el amigo de la actriz no aprendió la lección y volvió a ser visitado por un segundo oso que no salió espantado como el primero.

Christina se encargó de publicar las imágenes de los «rastros» de este último incidente, en las imágenes se muestra la suciedad en todos los asientos y lo que parece ser una huella de pata gigante.

Es importante recordar que no debemos invadir el hábitat de los animales de la vida silvestre, ellos van a reaccionar según su naturaleza, y sabemos que cuando se sienten amenazados simplemente van a defenderse.

Y también es bueno tener presenta bloquear las puertas del automóvil, incluso aislado en un bosque remoto. Comparte esta historia que tuvo un final divertido, pero que pudo no ser así.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!