Un oso pardo decide actuar en nombre de la justicia… y despoja de sus armas a un cazador

Los animales son seres que complementan la vida del mundo de una manera muy especial, cada uno en su especie aporta su grano de arena para una vida mejor.

Realmente, somos los seres humanos que invadimos su espacio y su territorio para tratar de imponer costumbres y consolidar intereses personales que en muchos de los casos los animales pagan hasta con su propia vida.

Esta es una historia donde un oso pardo es el protagonista y despoja sin querer a un cazador de sus herramientas al visitar su casa de manera inesperada.

Este oso pardo decidió entrar en una cabaña ubicada en la profundidad de la región de Irkutsk, en Siberia, y tras inspeccionar el lugar, pareciera que adivinó que se trataba del refugio de un cazador; después de tomar una mochila y las armas, abandonó el lugar. 

El cazador de 57 años había ido a un río local en busca de agua, y cuando estaba de regreso escuchó unos ruidos extraños que le advirtieron que no estaba sólo. Pensó que se trataba de un oso y no se equivocó.

Este hombre avizoró que dentro de la cabaña se encontraba un gran oso pardo arrastrándose y corrió a esconderse en el bosque, donde permaneció durante horas, hasta que el majestuoso animal se retirase.

Cuando pudo entrar a la cabaña se llevó la sorpresa de su vida… ¡El oso se había llevado su escopeta y su rifle automático!

Ante el riesgo de que este animal tenga en su poder estas armas, la policía de la región advirtió que un oso se encontraba suelto y armado por el lugar.

Estaba a kilómetros de distancia de la aldea más cercana y decidió visitar esa cabaña en el bosque”.

Definitivamente, el oso no se fue sin dejar rastro, las marcas de sus dientes estaban estampadas en un cubo. También dejó rasgados algunos troncos.

Durante un par de días, el cazador estuvo buscando por la zona con la esperanza de encontrar sus armas, pero el resultado no fue exitoso.

A pesar de que muchos animales están empezando a hibernar, la temporada de caza de osos está abierta en esa región hasta el 30 de noviembre.

Ciertamente, es un peligro que este oso pardo se haya llevado las armas, ya que por una manipulación errada podría ocasionar un lamentable accidente. Incluso podría costarle su vida o la de otro ejemplar.

Daily Mail

Ojalá que no tenga la curiosidad de averiguar cómo funciona y haya dejado las armas en un lugar donde jamás nadie pueda encontrarlas.

Y este cazador se quedó con las ganas de matar a otros osos que no están haciendo nada malo, ni molestando a nadie. Simplemente están viviendo según su naturaleza y su esencia. Comparte con tus amigos esta historia tan particular.

¿Te gustó?

EL VIDEO DEL DIA

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!