Estuvo atrapado en un alambre de púas de una trampa de cazador durante 8 angustiosas horas

La constante invasión humana a los hábitat silvestres cada vez causa mayores estragos, dejando como saldo terribles accidentes, como el que sufrió este joven oso perezoso, que se asustó terriblemente cuando un alambre de púas de una trampa se había apretado alrededor de su pata delantera. Lo más triste de todo es que no importaba cuánto lo intentara, el oso no podía desenredarse.

El pobre osito se hacía más heridas cada vez que intentaba liberarse

«El joven oso estaba bastante angustiado y luchaba por liberarse», dijo Kartick Satyanarayan, cofundador de CEO of Wildlife SOS, una organización que rescata y rehabilita la vida silvestre en India.

“Tenía una trampa envuelta firmemente alrededor de su pierna y para empeorar las cosas, estuvo enredado en una cerca de alambre de púas durante casi ocho horas”, dijo Satyanarayan.

Afortunadamente, los agricultores locales vieron al oso perezoso, que se estima solo tiene unos 10 meses de edad. Inmediatamente, ellos alertaron al departamento forestal local en Karnataka, India, quienes se pusieron en contacto con Wildlife SOS. Un equipo de rescate que se apresuró a ayudar al joven oso.

«En un intento por liberarse, el oso había estado luchando durante horas, causando hinchazón en la pata trasera debido a la trampa. También había sufrido rasguños por el alambre de púas y estaba sangrando por la boca al roerlos», dijo Satyanarayan.

A pesar de estar bastante arañado, el oso perezoso no había sufrido alguna lesión grave y el equipo logró tratarlo en el mismo lugar, sin tener que llevarlo de vuelta a un centro de rescate para una mayor rehabilitación.

Rápidamente, los rescatistas se pusieron manos a la obra y trataron al osito en ese mismo lugar

Si bien, no se sabe cómo el oso perezoso quedó atrapado en la trampa en primer lugar, es probable que solo estuviera buscando comida.

Los osos perezosos suelen comer insectos, frutas y flores en el bosque. Pero estas fuentes de alimentos están bajo amenaza ya que las personas talan bosques para cosechar madera y excavar el suelo en busca de minerales. Como resultado, los osos perezosos se aventuran en plantaciones donde las personas cultivan bayas, así como otras frutas y esto los termina metiendo en problemas.

Sus patitas tenían muchas cortadas

«Para evitar que consuman y dañen sus cultivos, los agricultores a menudo colocan cercas de alambre de púas alrededor de sus plantaciones», dijo Satyanarayan. «En consecuencia, los cazadores furtivos las utilizan como un medio para acceder fácilmente a los animales salvajes, colocando estratégicamente trampas alrededor de estas áreas».

«La madre del oso fue avistada en la vecindad, pero debido a la intervención humana no pudo acercarse al cachorro», dijo Satyanarayan. «Por lo tanto, después de rescatar y tratar al cachorro, fue liberado de nuevo en la misma área para que pudiera regresar con su madre».

Por suerte, los humanos no tuvieron que intervenir mucho y el osito logró reunirse con su madre

Wildlife SOS

Afortunadamente, los rescatistas lograron salvar al oso antes de que cayera en manos de un cazador furtivo. Además, el oso perezoso bebé pudo reunirse con su madre. Si bien este oso perezoso tuvo la suerte de ser rescatado, otros no tienen tanta suerte.

«Los alambres de púas y las trampas son una de las amenazas más crueles creadas por el hombre y es angustioso imaginar a los millones de animales que son víctimas de estas cada año en la India», dijo Satyanarayan.

Sólo un pequeño porcentaje de estos animales sobreviven a los horrores de estas trampas mortales y la muerte de la mayoría de estas víctimas de la caza furtiva queda indocumentada, por suerte este pequeñín se encontró con estos nobles agricultores, pero la realidad sigue siendo mucho más cruel para otros.

¡Te invitamos a compartir esta historia para concientizar a más personas sobre esta terrible realidad que está causando espantosos daños a la fauna!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!