Ant y Kham fueron encontrados en tan mal estado que ni podían saber qué animales eran

Los tratos injustos a los animales son algo inaceptable, sus vidas son tan importantes como la de cualquier humano, necesitan espacio donde vivir tranquilos y felices. Incluso a los animales en cautiverio se les debe proveer de alimentos, cuidados y espacio para vivir.

Muchos animales salvajes son llevados a cautiverios en donde tienen vidas miserables, ni siquiera son alimentados correctamente y además de todo esto son sometidos a malos tratos; afortunadamente, existen muchas organizaciones que dedican su vida a trabajar para ellos, muchos son rescatados y salvados de ese destino.

La historia de los ositos Ant y Kham es impresionante, estos cachorros de oso fueron rescatados hace un año por Free The Bears, cuando estaban en cautiverio en unas jaulas diminutas ubicadas en una construcción.

Cuando Ant y Kham fueron encontrados tenían 2 y 3 años, pero a pesar de su edad su estado se encontraba tan deteriorado que parecían cachorros de 6 a 9 meses.

Los ositos se encontraban casi al borde de perder la vida, estaban desnutridos y sin ánimo, ni siquiera podían mantener la cabeza alta debido a lo débiles que se encontraban.

Los cachorros fueron encontrados y rescatados, pero las cosas no habían terminado ahí, había mucho camino por delante para estos animales, su dieta debía cambiar cuando antes. El tiempo en el que estuvieron en esas terribles jaulas solo se les alimentó con bananas, lo que los mantenía en un estado de debilidad y causaba los terribles problemas que tenían en su pelaje.

Al principio fueron llevados a un refugio en el que fueron puestos en cuarentena, era necesario ponerlos en un lugar a salvo mientras se recuperaban; ahí solo dedicaron sus días a comer.

Los osos fueron alimentados casi todo el día para que tuvieran un peso y tamaño ideal, además de suministrarles medicamentos para su recuperación. Después de unos días en cuarentena, la transformación de Ant y Kham empezó a notarse.

«Lentamente, les mostramos su nueva dieta, más balanceada, y subieron de peso, masa muscular y su confianza también. Cuando les presentamos a un osezno de 2 años, estaban un poco desconfiados, pero se hicieron amigos. Ahora son mucho más sociables”, dijo Rod Mabin, jefe de comunicaciones de Free The Bears.

The Dodo

Debido al tiempo que estuvieron en esas jaulas siendo mal alimentados, esos osos no estarán listos hasta tener el tamaño de un oso salvaje; sin embargo, hoy día se encuentran muy sanos, recuperándose cada día y volviéndose unos osos felices y fuertes.

Hoy son unos osos felices y completamente saludables. Comparte la historia de recuperación de estos hermosos osos.

👇 NUESTRO VIDEO DEL DIA 👇

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!