Un pájaro ve que su amigo no se mueve y pide ayuda a sus compañeros para hacerlo reaccionar

Los animales nunca dejan de sorprendernos, la lealtad y solidaridad con sus compañeros es digno de ejemplo para muchos seres humanos que viven sin valores.

Clifford Zvengrowski, de Alberta, Canadá, paseaba por su vecindario cuando fue testigo de una de las mejores experiencias que la vida le pudo regalar. Afortunadamente, estaba en el lugar correcto y en el momento justo para presenciar un gesto extraordinario de las aves urracas.

Todo sucedió mientras Clifford caminaba por una de las áreas de juego de su vecindario, y vio a un ave tendido en el asfalto de la calle totalmente inmóvil.

«No se movía en lo absoluto. Estaba seguro de que había sido un golpe».

El ave era una urraca, y tan pronto las otras compañeras de su misma especie se dieron cuenta de la situación comenzaron a reunirse y rodear a su amigo caído.

Muchas personas desconocían, hasta leer esta emotiva historia, que las urracas tienen sus rituales para despedir a una de ellas.

Estos pájaros hacen una especie de funeral como un homenaje al ave fallecido.

«Cuando una urraca descubre a una urraca sin vida, comienzan a atraer la atención de otras urracas llamándolas en voz alta».

Según Cornell Lab of Ornithology en su recurso All About Birds afirma que se ha llegado a ver congregadas hasta 40 urracas llamadoras durante 10 a 15 minutos antes de que estos pájaros alcen su vuelo y se dispersen en completo silencio.

Clifford tuvo el privilegio de observar cómo varias otras urracas comenzaron a aterrizar y a rodear al ave tendida en la calle aparentemente sin vida.

«Comencé a filmar tras ver la reacción de las otras aves”.

Clifford narró que las urracas que fueron llegando mostraron profunda preocupación por su compañera inmóvil.

Después de varios minutos grabando el ritual de estas aves, todas fueron sorprendidas cuando el pájaro que estaba tendido en el suelo despertó repentinamente y se refugió debajo de un automóvil que estaba estacionado cerca del lugar.

Se cree que el ave estuvo algunos instantes inconsciente o aturdido por algún golpe que recibió accidentalmente. Clifford señaló que no cree que haya sido un carro porque el ave estaba en una zona recreativa.

«No sé qué pasó, pero el ave estaba en una zona residencial de juegos en la calle, por lo que es poco probable que un automóvil lo haya golpeado demasiado fuerte».

Clifford evitó acercarse mucho al ave para no molestarlo o asustarlo, pero sabía que debía hacer algo inmediatamente.

«Sé que las aves comen alimentos grasos y especialmente a mí me encantan las nueces. Había una tienda de conveniencia cerca, así que las compré”.

Finalmente, en el video se observa a Clifford ofreciendo algunos bocadillos al pájaro mientras recupera su fuerza.

«Asumo que la urraca se comió las nueces, se recuperó y se fue volando».

Si no fuera por sus amigos, quizás esta urraca hubiera permanecido mucho más tiempo inmóvil bajo un estado de shock. Sin embargo, gracias a los ruidosos llamados de sus compañeras se despertó y alejó rápidamente del peligro.

Es una historia sorprendentemente emotiva, compártela con tus amigos y familiares, seguro les va a encantar.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!