Pandas gigantes logran aparearse tras 10 años de intentos gracias a que no hay humanos en el zoo

Las autoridades del zoológico Ocean Park, en Hong Kong, no pueden más del júbilo y todavía no dan crédito a lo que sucedió con sus dos pandas gigantes después del cierre de sus instalaciones por coronavirus, a fines de enero.

Ying Ying y Le Le, son 2 pandas gigantes, hembra y macho, de 14 años de edad

Después de que se encontraran en absoluta calma, a pesar de la tristeza de seguir en el encierro del zoo, pero sin humanos que los perturben, dieron muestras de cuánto daño es capaz de perpetrar la raza humana.

La noticia fue anunciada por Ocean Park en un comunicado de prensa, el pasado lunes:

«Ocean Park anuncia que los pandas gigantes hembra y macho, Ying Ying y Le Le, han mostrado signos de entrar en su ciclo estral desde finales de marzo y lograron el apareamiento natural alrededor de las 9 de la mañana. Este es el primer éxito desde que intentaron aparearse desde hace 10 años«.

Explicaron que los pandas hembra y macho, son sexualmente maduros a partir de los siete y cinco años, respectivamente. Pero que desde que llegaron al zoo en 2007, tristemente sus planes para que Ying Ying (la panda gigante hembra) concibiera, habían sido un fracaso.

Estuvieron intentándolo desde el año 2010

«El exitoso proceso de apareamiento natural hoy es extremadamente emocionante para todos nosotros, ya que la posibilidad de embarazo a través del apareamiento natural es mayor que por inseminación artificial», dijo Michael Boos, director ejecutivo de Operaciones y Conservación Zoológicas, de Ocean Park.

Notaron ciertos comportamientos consistentes con aquellos que son comunes durante la temporada de reproducción, que ocurre cada año entre marzo y mayo. «Ying Ying pasaba más tiempo jugando en el agua, mientras que Le Le dejaba marcas de olor alrededor de su hábitat y buscaba el olor de Ying Ying en el área».

«Los equipos han estado monitoreando de cerca las condiciones corporales de los pandas gigantes y el cambio que vieron esta mañana es un pico enorme que garantiza una oportunidad de apareamiento natural«, dijeron en el comunicado.

Creen que todavía es pronto para confirmar si habrá un bebé en camino, pero será a principios de junio cuando se podrán ver los cambios hormonales y de comportamiento que lo confirmen, aunque no descartan que Ying Ying pueda experimentar un seudoembarazo.

Esta especie fue cambiada del rango de «en peligro» a «vulnerable» en el año 2016, según la lista de especies amenazadas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

Sólo existen 1.800 ejemplares que viven en su hábitat natural

El zoo espera con ansias poder informar de noticias positivas sobre un embarazo a fines de año, mientras trata de con este logro de dar su aporte a la conservación de esta especie vulnerable.

El período de gestación para los pandas gigantes oscila entre 72 y 324 días y la confirmación del embarazo sólo puede detectarse mediante ecografía antes de los 14 a 17 días antes del nacimiento.

Las escenas de Ying Ying y Le Le en pleno acto de apareamiento propiciado por la contingencia del coronavirus causan asombro en el mundo:

No queda la menor duda de que todo lo que necesitaban estos pandas gigantes era un poco de privacidad. ¿De verdad hacía falta una crisis sanitaria de estas dimensiones para que estos pobres animales pudieran experimentar cero estrés para aparearse libremente? Esto no nos debe dejar indiferentes. ¡Compártelo!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!