Pato debe ser atendido de urgencia tras su deseo insaciable de aparearse 10 veces al día

Dicen que todo en exceso es malo, algo que aprendió nuestro travieso protagonista, un pato excesivamente cachondo que tras aparearse hasta 10 veces al día con tres aves resultó herido. Dave es un pato con un insaciable apetito sexual, algo que hizo que su miembro se viera afectado con lesiones  y fuertes infecciones.

Si bien el personal médico le dio la atención médica que necesitaba con antibióticos y analgésicos para combatir la infección no obtuvieron buenos resultados. Desafortunadamente, solo había una opción, castrar a Dave dejándole solo una diminuta parte incapaz de seguir haciendo sus travesuras.

Dave se apareaba mucho con sus compañeras aunque no fuera temporada de apareamiento.

Dora, Freda y Edith fueron las aves con las que Dave drenaba todas sus energías. Josh Watson, de Torquay, Devon, es el dueño del pato ninfómano, comenta que los genitales de Dave se volvieron bastante desagradables tras aparearse constantemente. Al respecto señala:

«Básicamente, el extremo de su pene había muerto y fue bastante horrible. Parecía extraño, era bastante preocupante. Comenzó a no entrar y lo bañamos para mantenerlo limpio, pero luego la punta comenzó a ponerse gangrenosa y a infectarse, así fue cuando tuvimos que llevarlo al veterinario”.

A pesar de todos los remedios caseros que hizo su dueño para disminuir el comportamiento del pato nada parecía calmarlo. El veterinario al que lo llevó lo refirió al Hospital Veterinario Highcroft en Bristol, acá optaron por intervenirlo quirúrgicamente y extirparle su miembro.

Dave solo quedó con un centímetro de su órgano sexual, si bien todavía puede hacer pis sus travesuras sexuales quedaron en el pasado.

Aunque a sus compañeras les gusta a veces se cansan de él.

Al regresar a casa Josh decidió separar al pato de sus compañeros por un tiempo para garantizar una total recuperación. El hombre de 31 años de edad comenta que de no haberle extirpado el miembro a su pato es posible que la infección se hubiera extendido a otras partes de su cuerpo poniendo en riesgo su vida.

Sonya Miles fue la veterinaria que operó a Dave, comenta que sin duda era un pato muy amoroso que provocó que su órgano colapsara.

Por su salud fue necesario retirar su órgano sexual.

Ahora Dave está en casa con sus otras tres compañeras que ya no ponen huevos y se  convirtieron en las mascotas de la casa, son una pequeña familia que descansa en el césped y sin la posibilidad de volver aparearse.

Comparte esta nota en tus redes y hagamos la viral historia de un patito insaciable que no supo de límites con tal de saciar sus deseos.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!