Adopta a la cachorrita que nadie quería y enseguida descubre que no era un perro cualquiera

La vida para los animales en refugios u hogares de adopción es difícil, sobre todo cuando son cachorros y permanecen mucho tiempo en estos lugares. Muchos animales van a hogares temporales en donde sus estadías no son muy largas y luego deben volver a los hogares de adopción.

Cuando un perrito ha pasado de hogar en hogar es difícil que la gente los adopte, pues muchos no ven su verdadera esencia, eso mismo ocurrió con la protagonista de esta historia, quien pasó por muchos hogares temporales sin mucha alegría.

Para fortuna de esta amiguita peluda, alguien vio su verdadero valor y decidió llevarla a casa. Leonora Azaldua fue quien vio la luz dentro de Penny. Cuando Leonora adoptó a la pequeña Penny, ella ya había pasado por mucho.

Al vivir en varias casas con diferentes familias, Penny no sabía cómo fraternizar con Leonora. Los anteriores dueños de esta cachorra no jugaban con ella por lo que nuestra amiguita tuvo que aprender a jugar solita; sin embargo, esto no se repetiría con Leonora, quien estaba dispuesta a llenarla de amor.

Apenas Penny llegó a su nuevo hogar, les tomó solo un momento a ambas para aprender a llevarse bien, Leonora muy rápido notó lo inteligente que era Penny, ella vio el brillo especial en su perrita.

A esta mujer le tomó apenas unos minutos enseñarle a la brillante Penny a sentarse, a la cachorra no le tomó mucho tiempo dominar este truco a la perfección; cuando Leonora vio todo el potencial que Penny tenía, empezó a enseñarle nuevos trucos.

Trucos que Penny muy pronto dominó y perfeccionó, con apenas 8 meses la pequeña Penny es completamente brillante y obediente, ha logrado perfeccionar cada cosa que Leonora le ha enseñado.

Viendo la gran capacidad de Penny para aprender, Leonora decidió exigirle un poco más para ver qué tan capaz era su cachorra de vencer ciertos retos mentales. Así que compró algunos juguetes para retar las habilidades de su muy inteligente perrita.

Relay Hero / Youtube / Facebook

Todo resultó tal cual Leonora lo esperaba; gracias a los juegos, Penny pudo aprender a identificar las formas y para sorpresa de Leonora la muy inteligente Penny incluso aprendió a deletrear su nombre.

Leonora no para de retar la inteligencia y habilidades de Penny, ella sabe que la pequeña cachorra tiene mucho más para dar, es gracias a ella que Penny pudo desarrollarse tanto, ella vio en esta perrita algo que muchos no lograron ver y es un alivio que existan personas así.

De no ser por Leonora las grandes habilidades de Penny se habrían desperdiciado. Todos merecemos la oportunidad de demostrar lo que podemos hacer.

Lleva este mensaje a todos tus amigos compartiendo la historia de Penny.

👇 NUESTRO VIDEO DEL DIA 👇

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!