Pensaron que el gatito que rescataron había huido, pero se protegía bajo las patas de su amigo

Encontrar un amigo es hallar un tesoro, esto aplica también a los animalitos. Entre ellos surgen fuertes lazos de amistad, tal es el caso de dos gatitos en los Ángeles, que se quieren y cuidan como hermanos.

Alley Cat Rescue, es una organización que trabaja para proteger a los gatos a través del rescate, rehabilitación y la adopción en varios estados de los Estados Unidos como California, Maryland, Virginia y Washington.

En una de sus jornadas visitando las colonias de gatos de los Ángeles, descubrieron a uno que no habían visto antes.

Era un gato pequeñito y solitario que deambulaba en busca de comida, sus maullidos llamaban la atención de los voluntarios que se acercaron para prestarle ayuda.

Los otros gatos ya se conocían, estaban de alguna manera organizados, y no le prestaban mucha atención al recién llegado.

“Lo encontraron maullando para comer en un callejón. Todos los gatos allí están organizados. Podría haber sido abandonado y estábamos preocupados por él”, dijo un funcionario de Alley Cat Rescue.

Al verlo tan pequeño y desprotegido, lo llevaron al refugio para cuidarlo.

Lo llamaron Mochi

El pequeño felino parecía un tigrito por el colorido y la forma de su pelaje gris con tonos oscuros, necesitaban llamarlo de alguna manera, así que le pusieron por nombre Mochi.

Querían buscarle un compañero, los animalitos de la calle cuando son rescatados progresan más rápido si consiguen otro que juegue con ellos, y les dé el afecto que tanto han necesitado en su vida callejera.

Justamente, apareció Harrow, otro felino rescatado de la vida errante, que quería jugar con él. A pesar de que estaba bastante lastimado, incluso tenía heridas en su cuerpo, se mostraba agradecido y no dejaba de ronronear de felicidad.

Mochi y Harrow se identificaron de inmediato, fue amistad a primera vista, ambos eran muy tiernos y juguetones.

“Él es un ángel. Le encantan los roces y ronronea todo el tiempo”, dijo un vocero de Alley Cat Rescue refiriéndose a Harrow.

Los dos amigos se convirtieron en el dúo dinámico del refugio, era los defensores de los gatitos desvalidos, cuando llegaban nuevos felinos indefensos, ellos lo tomaban bajo su cuidado.

¡Era una ternura solo de verlos! Disfrutaban haciéndose compañía y abrazándose.

Una mañana una familia adoptiva fue a ver a los gatos y no encontraban a Mochi, creyeron que había escapado.

“Pensamos que había escapado al principio, luego levantó la cabeza. Estaba justo debajo de las patas traseras de Harrow”, dijo el empleado del refugio.

Y así, cada vez que se ponen a jugar, corretean por todo el lugar, terminan acurrucados hasta dormirse juntitos.

Dos nuevos gatitos se unieron al dúo, Sophie y Binky, es hermoso verlos como la pasan de lo lindo juntos.

Los usuarios de las redes sociales se emocionaron con la historia e hicieron lindos comentarios sobre los amigables felinos.

“Tan lindos, estoy contento de que todos tengan un lugar seguro y maravilloso para vivir. El amor que se tienen es enorme”. Comentó un internauta.

Ahora les toca a estos animalitos seguir disfrutando de su compañía y ser felices. ¡Bravo por ellos!

Comparte esta hermosa historia con todos tus amigos y conocidos. Y aprendamos de los animales valores tan preciados como la lealtad, la entrega y la solidaridad.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!