Pensaron que jamás hallaría un hogar pero su bella sonrisa fue su mejor pasaporte para ser amada

La sociedad suele ser muy injusta con las personas, juzgándolas por su sola apariencia. Tristemente, para los perros no suele ser muy diferente, y si cabe, son víctimas de una mayor crueldad aún.

En ocasiones, determinadas razas, ya sea por su simpatía, sus tiernos rasgos, o su tamaño, terminan robando el corazón de los humanos; y por alguna extraña razón, los refugios se quedan llenos de algunos perritos que son rechazados una y otra vez.

Es lo que le pasaba a la organización All Dogs Matter, de Londres, cuando se encontraron ante la incógnita de si una perrita de raza Staffordshire, llamada Lily, realmente podría conseguir un hogar algún día. Especialmente porque esa raza de perro solía ser de las más rechazadas en el refugio.

Lily llevaba 2 días en el refugio y ya había enamorado a todos con su encantadora sonrisa

Fue entonces cuando para ayudarla a conseguir su hogar soñado, decidieron tomarle una fotografía y subirla a las redes, con la esperanza de que alguien se enamorara de ella tanto como lo estaban en All Dogs Matter.

Indudablemente, Lily no era una Staffordshire cualquiera, derrumbó todos los estereotipos de su raza desde el día 1, cautivando al mundo entero con su expresión en el rostro que sólo invitaba a amarla.

Y fue exactamente lo que pensó Frankie Murphy al ver su publicación cuando la vio en Twitter. De hecho, el tuit se volvió tan viral y el refugio recibió tantos mensajes y solicitudes de adopción, que Frankie, aunque soñaba con que fuera suya, temía que llegara tarde.

«Vimos su pequeña sonrisa encantadora y no pudimos resistirnos, nos pusimos en contacto con la organización benéfica con la esperanza de que todavía estuviera disponible. Cuando fuimos a visitarla, nos enamoramos de ella de inmediato. Estábamos sentados allí en la sala de espera, y ella entró con su madre de acogida, y estaba tan emocionada de vernos», relató Frankie.

Cuando le dijeron que era la primera en formalizar la adopción, no se lo podía creer.

Pero para hacerlo todo bien, decidió llevársela unos días, para primero introducirla a la famila y asegurarse que para la perrita sería lo mejor. Y sin duda, fue la mejor decisión: a los pocos días decidieron que se la quedarían para siempre.

Frankie bautizó a la perrita como Sybil

«Ella es tan buena, sigue a mi papá como una pequeña sombra, y no ladra en absoluto. Mis vecinos ni siquiera sabían que teníamos un perro nuevo porque ella había estado muy callada. También es tan inteligente que ha logrado abrir nuestra puerta trasera. No es lo suficientemente alta como para alcanzar el mango, pero puede empujarlo con la nariz y abrirlo», cuenta Frankie.

La sonrisa y la dulce personalidad de Sybil fueron su mejor pasaporte para una vida llena de amor

Por su parte, la subdirectora de All Dogs Matter, Laura Hedges, estaba muy sorprendida con lo rápido que Sybil consiguó un hogar para siempre. Pero al mismo tiempo, lamentó que los otros perritos no corrieran la misma suerte.

«Su caso simplemente muestra el poder de cómo una foto puede decir más que mil palabras. Tenemos muchos perros que llegan que son tan encantadores como Sybil, así que si estás pensando en tener un perro, siempre piensa en rescatar uno primero porque hay muchos perros en todo el país que buscan buenos hogares», dijo Laura.

Comparte esta historia para hacerles ver a todos que no somos nadie para juzgar las apariencias de un perrito, y que adoptar no sólo cambia la vida de un animalito, sino que sobre todo cambia la tuya para siempre. Todos los peludos merecen una oportunidad de ser amados.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!