Pensaron que un gatito dormía plácidamente pero luego descubrieron lo grave que se encontraba

Un joven encontró a un pequeño gatito durmiendo acurrucado en un callejón. Lo primero que pensó era que estaba descansando plácidamente pero luego comenzó a preocuparse por su salud. Se veía sumamente pequeño y a duras penas podía moverse. Decidió pedir ayuda a algunos rescatistas de la zona y dos miembros de un refugio acudieron allí lo más rápido posible.

El gatito fue rescatado en la ciudad de Montreal en Canadá.

Dan y Lucie dieron un vistazo al gatito y comprendieron que necesitaba ayuda con urgencia. Estaba prácticamente en los huesos. Estaba deshidratado y tenía una infección en los ojos. El problema era tan grave que sus párpados estaban cerrados por las costras y sus niveles de fiebre eran demasiado elevados.

El gatito apenas contaba con cinco semanas de vida.

Cuando lo alzaron para llevarlo al veterinario, el gatito no mostró ninguna resistencia. Se encontraba tan débil que lo único que quería era un poco de ayuda para sentirse mejor. En cuanto lo limpiaron y le dieron un poco de comida, ya parecía otro. Era sumamente frágil, pero comenzó a maullar y a ronronear mientras conocía a sus rescatistas y les agradecía.

El gatito fue atendido por la fundación Chatons Orphelins Montréal.

Le dieron un tratamiento de antibióticos y vitaminas para acabar con la infección y permitir que el hermoso gatito pudiera abrir sus ojos con normalidad. Decidieron llamarlo Marvel y unos días después les demostró a todos que incluso tenía el extraño poder de la transformación.

«Se lleva muy bien con otros gatos y adora dormir con los humanos».

Cuando había llegado contaba con un enorme pelaje marrón que se hacía cada vez más vistoso. Sin embargo, mientras su salud mejoraba, comenzó a mudar el pelaje y cambió hacia unos pelitos mucho más cortos y oscuros. Por suerte, lo importante es que su salud parece mejorar cada vez más y el simpático Marvel ya se atreve a caminar y a recorrer todo lo que se encuentra a su alrededor.

Hasta ahora ningún veterinario logra explicar el cambio en el pelaje de Marvel.

Después de que se recuperó del problema en sus ojos, desarrolló una infección respiratoria. Afortunadamente, pudo contar con la ayuda de un excelente equipo médico y ahora el único trabajo que tiene por delante es seguir recuperándose y ganar un poco más de peso. Mientras tanto, Marvel cuenta con sus leales y dedicados rescatistas para conocer el mundo y aprender a ser un buen gatito.

Es muy dulce y fácil de tratar. Adora jugar con otros gatos pero a la hora de dormir no se despega de los humanos”.

Ahora, Marvel tiene 12 semanas de edad y se ha convertido en uno de los más activos y amorosos en todo el refugio. Si no hubiesen acudido en su ayuda cuando se encontraba tan débil en aquel callejón, no habría logrado sobrevivir.

Comparte esta bonita nota para celebrar la maravillosa recuperación de Marvel.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!