Pequeña gatita recién nacida en la calle se aferra a su salvadora para pedirle que nunca la deje

Muchos dicen que las mascotas llegan a nuestras vidas por una razón. Hay miles de animales en la calle que necesitan de un hogar con urgencia. Han pasado por las peores experiencias posibles y muchas veces no cuentan con un solo humano que les brinde un gesto de amor. A pesar de todo esto, una vez que reciben ayuda, son ellos quienes salvan la vida de sus humanos. Así lo sintió una joven llamada Mo Zhu.

Mo rescato a la gatita cuando apenas tenía días de nacida.

Zhu nunca antes había tenido una mascota pero cuando se encontró con una gatita en la calle supo que debía hacer algo. La pobre se encontraba tan débil que a duras penas tenía fuerzas para maullar.

La joven buscó a la madre de la gatita por todos lados, pero no aparecía.

Todo parecía indicar que alguien la había dejado allí a su suerte para simplemente deshacerse de ella. Por suerte, Mo Zhu había pasado por el lugar en el momento justo. Sin pensarlo dos veces, tomó a la gatita en sus brazos y la llevó a casa. En cuanto sintió un poco de calor humano, la dulce peludita se aferró con todas sus fuerzas a Zhu.

«Es la gatita más amorosa del mundo”, aseguró Zhu.

Parecía comprender que finalmente estaban brindándole la ayuda que tanto necesitaba. La joven se dispuso a darle todos los cuidados que necesitaba. La limpió, le brindó abrigo y se mantuvo a su lado en todo momento. Durante los primeros días, Zhu no estaba segura sobre adoptar a la gatita de manera definitiva.

A pesar de no estar bien alimentada, la gatita tenía una buena salud en general.

Sin embargo, la peludita fue la que tomó la decisión. Cada día que pasaba, la linda minina se aferraba con tantas fuerzas a Zhu que parecía pedirle que jamás se alejara de su lado. La dulce joven comprendió que ya se había convertido en una madre gatuna y se encuentra muy feliz de haber salvado a la pequeña.

«Estar cerca de ella me hace la persona más feliz», asegura Mo.

Con el paso de los días la gatita fue recobrando sus fuerzas. Comenzó a sentirse muy curiosa por todo lo que se encontraba a su alrededor. Con el paso del tiempo ya tenía la seguridad necesaria para hacer mil travesuras.

La gatita tiene el pelaje negro con manchitas blancas, así que da la impresión de utilizar un traje muy elegante.

Un gatito recién nacido necesita con urgencia de los cuidados de su madre o no logrará sobrevivir. Es un verdadero milagro que la joven Zhu encontrara a su gatita justo cuando más lo necesitaba.

No hay dudas de que la gatita y Mo Zhu estaban destinadas a encontrarse. Comparte esta nota para recordar a todos lo mágico que es compartir nuestra vida con una mascota.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!