Gatito huérfano abandonado parece dos gatos diferentes fusionados en uno solo

Un gatito huérfano desconcertó a sus salvadores con su apariencia única como adorable. Parecía que hubiera sido unido con otro gato de un color totalmente distinto a él, como si estuvieran fusionados en uno solo. Todos los que lo conocían quedaban completamente enamorados, lo bueno es que fue rescatado justo a tiempo.

Cada animalito que llega es un caso único pero esta vez se encontraban ante la presencia de un minino con una curiosa condición realmente extraña.

Cuando una familia se mudaba a su nueva casa, se encontraron con dos gatitos huérfanos abandonados en una pared. La familia decidió recogerlos y llevarlos a Nashville Cat Rescue, un refugio de gatitos ubicado en la ciudad de Nashville, Tennessee (Estados Unidos).

Los pequeños solo tenían de 2 a 3 semanas de edad

Era urgente hallarles un hogar de acogida adecuado. Por suerte, Kiki, una voluntaria de acogida del refugio, fue su ángel que se ofreció como madre adoptiva.

Recientemente, Kiki había acogido a dos gatas embarazadas que ya habían dado a luz, por lo que pensó que eran las madres adoptivas perfectas. Fueron bautizadas como Pickle y Olive, y la única petición de quien las rescató fue que no las separaran jamás.

Pickle era más confiada que Olive, quien a menudo se dejaba acariciar. Por cosas del destino, dio a luz de primera a 6 hermosos gatitos. Uno de sus gatitos no sobrevivió, pero ella fue la mejor madre con los demás de sus bebés.

Olive, por su parte, entraba al corral y pasaba tiempo con los gatitos como si fueran suyos. Una semana después, dio la gran sorpresa, y finalmente tuvo a sus dos bebés.

El parto de Olive fue un tanto complicado, por lo que Kiki la llevó al veterinario y la sometieron a una cesárea de emergencia que le salvó la vida.

Resultó que la gatita tenía a otro bebé en su vientre, pero sin signos vitales. Y gracias al grandioso trabajo de los veterinarios, Olive pudo continuar con su labor materna.

Pese a todas las dificultades, Pickle y Olive, siempre han sido las mejores madres del mundo

Es por eso que Kiki no dudó un segundo de que serían las madres adoptivas perfectas de los gatitos huérfanos.

A los pequeñitos los llamaron Apricot y Pretzel. La familia que los rescató dijo que esperaron por si su madre regresaba pero eso nunca sucedió. Era vital conseguirles una madre que los cuidara y los amamantara.

El hermoso par de hermanos fue llevado hasta el regazo de Olive y Pickle, y afortunadamente ambos encajaron en la familia de forma instantánea. De inmediato, sintieron como si hubieran pertenecido a ese hogar desde siempre. Y sus nuevas madres no dejaban de lamerlos y cuidarlos.

Pero la apariencia de Apricot no podía pasar desapercibida

Un par de semanas después, Kiki comenzó a notar que algo lucía extraño con uno de los gatitos rescatados. Su cara lucía completamente dividida como si tuviese dos pelajes distintos a cada lado de su rostro.

Kiki supo enseguida que se encontraba ante algo muy especial, por lo que se dispuso a brindarle todos los cuidados necesarios.

“La naturaleza es sabia. Todos somos diferentes pero no por eso dejamos de ser hermosos”, comentó un usuario en las redes.

En aquel momento no estaba segura de qué se trataba así que lo llevó al veterinario para asegurarse de que todo marchase en orden.

El gatito es tan único y especial que todos se enamoran con solo mirarlo.

gatito

Fue en el veterinario donde le explicaron que Apricot tenía quimerismo, una condición genética que se produce cuando dos óvulos fecundados se combinan y terminan desarrollándose en uno solo con la información genética de dos.

De esta manera, los que nacen con quimerismo poseen la información de dos ADN en diferentes zonas del cuerpo, como si se tratase de dos personas en una. En el caso del hermoso Apricot, es bastante fácil comprender qué parte de su rostro exhibe los diferentes ADN. Por suerte, el quimerismo no constituye ninguna amenaza a la salud del gatito.

Una vez que Apricot se encuentre más fuerte, será dado en adopción. La familia que decida acogerlo se llevará a casa a un peludito verdaderamente especial. No todos los días vemos a un gatito con estas características.

Es realmente hermoso saber que gracias a unas personas de buen corazón y a sus madres adoptivas, Apricot puede tener una segunda oportunidad. Y muy pronto, las gatas adultas y los pequeños gatitos, estarán listos para ser adoptados y empezar un nuevo capítulo en su vida.