Una perrita embarazada adopta a un mono que se quedó huérfano porque envenenaron a su madre

En muchas ocasiones los animales actúan de forma más humana que las mismas personas. Y eso quedó evidenciado por una maternal perrita que estando embarazada tomó a un monito huérfano a su cargo, las imágenes llegan a lo más profundo del alma.  

Prakash Badal es un fotógrafo que visitó el pueblo de Chakki Mor en Himachal Pradesh, un estado de India con la intención de tomar fotos de pájaros. No se esperaba encontrar una conmovedora escena que lo cautivó, y no desaprovechó la oportunidad de inmortalizarla con su cámara. 

El hombre se preocupó en averiguar más sobre la historia, y comenzó a indagar con los lugareños. Y se enteró que el monito bebé tuvo la mala fortuna de quedarse en completa  orfandad cuando su madre fue envenenada por unas personas de la zona; según ellos, perjudicaba sus cultivos.

El animalito consiguió a una perrita embarazada que al verlo lo acogió como si fuera su hijo. 

“El bebé mono parecía tener unos 10 días cuando los lugareños envenenaron a los monos adultos alegando que están destruyendo sus cultivos. Este bebé sobrevivió y la perrita lo adoptó”, explicó Prakash. 

Las emotivaescenas de la poco acostumbrada convivencia animal, quedaron grabadas en un vídeo que fue compartido en las redes sociales, y se ganó el corazón de los internautas que no demoraron en comentarlas.

Hermoso gesto de la perrita. Otra lección de amor, siempre dándonos ejemplo”, dijo un enternecido usuario.  

Da mucha ternura ver cómo el monito juega traviesamente sobre la perrita mientras duerme, y ella se queda tranquila como si se tratara de su propio cachorro. 

A pesar de que las relaciones entre perros y monos con frecuencia no suelen llevarse bien, en este caso, el instinto maternal de la cuadrúpeda superó las diferencias entre especies.   

“Aunque a veces hay conflictos entre monos y perros, la relación de una madre es más importante.

Sentí que cuando la madre vio a un bebé que era muy pequeño y se quedó solo y no había nadie para cuidarlo, el instinto maternal la motivó a adoptar al chiquito, sin importar de que se trataran de diferentes especies.

Este tipo de relación es una lección para los humanos que se han vuelto egoístas y se matan entre sí por diferencias culturales o religiosas”, expresó el fotógrafo. 

Sin duda, los animales nos sorprenden y dan magistrales lecciones de vida con sus acciones. Cuando nazcan los cachorros que espera la perrita, la felicidad será mayor para el monito, ya tendrá muchos hermanitos con quien jugar.  

Comparte esta emotiva historia con todos tus amigos y seres queridos, valoremos cada vez más la inclusión sincera y amorosa de los animales.  

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!