Perrita adoptada se salva de milagro tras saltar de un edificio y quedar suspendida en un poste

Una perrita de 3 años, adoptada de un refugio, se ha salvado de milagro al no caer en el suelo tras haber saltado de la ventana de un apartamento y quedar suspendida en un poste de alumbrado público.

Los vecinos llamaron a los bomberos y la ayuda llegó justo a tiempo.

En el momento del insólito accidente la familia había salido y la hembra Basset Hound, llamada Libby, se encontraba sola en la vivienda, un apartamento del cuarto piso en Englewood South, Estados Unidos, cuando saltó de la ventana rompiendo la pantalla protectora.

La punta en la parte superior de la farola le perforó la pierna delantera izquierda; fue lo que contuvo su cuerpo de la caída, ella terminó suspendida en el aire a unos 20 pies (6 metros) del suelo.

Tuvo mucha suerte y se recuperará por completo luego de haber caído de la ventana.

Los vecinos la oyeron llorar, consternados y preocupados por la terrible situación de emergencia de esta pobre criatura llamaron inmediatamente a los bomberos solicitando ayuda.

Los testigos describieron una escena desgarradora mientras la perrita luchaba por levantarse de la farola. Un hombre dijo que estaba dispuesto a atraparla si se caía.

Afortunadamente, la ayuda llegó a tiempo.

Los bomberos de Englewood respondieron al llamado y utilizando una escalera aérea lograron recuperar a Libby, que luego fue llevada al hospital de animales Oradell para recibir tratamiento. Los dueños del perro fueron notificados.

El teniente Kyle Hummel y Robert Chace del departamento de bomberos rescatan a Libby.

Ella va a necesitar cirugía en su pierna, pero va a estar bien. Increíblemente se espera que se recupere por completo, informaron las autoridades.

La doctora Pam Fettig piensa que probablemente el poste le salvó la vida al no caer en el suelo.

«Me siento muy mal por los dueños son muy agradables y que algo así le pase a su perra, es increíble», dijo una vecina a los medios.

La familia está agradecida con todos por salvar a su perrita que fue adoptada en un refugio. Dijeron que Libby estuvo sola en casa durante dos horas, no se sabe por qué se sobresaltó y saltó a través de una pantalla de la ventana.

Los funcionarios desconocen por qué decidió saltar.

«No sé si estaba persiguiendo a un pájaro o qué, pero lo que sea que decidió hacer esta mañana, fue su día de suerte», dijo el teniente David Haenelt.

La fatalidad del impredecible accidente de Libby fue cambiada por un milagro. Comparte su increíble historia.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!