Lucha con todas su fuerzas por amamantar a sus cachorros incluso con su columna fracturada

El amor de una madre es de las cosas más poderosas que pueda existir en este mundo y lo mejor es que no está reservado para la especie humana. También las madres animales dejan en alto sus instintos de cuidado y protección, cuando de salvar a sus hijos se trata.

Enlaces patrocinados

De tal manera lo ha demostrado la historia de Dora, una perrita que decidió soportar el peor de los dolores antes que tirar la toalla y dejar que sus pequeños murieran de hambre.

Los protegió en todo momento.

La mestiza vivía en condición de calle en México pero no lo hacía sola. Entre las adversidades de vivir sin un hogar, también debía sacar adelante a sus cachorritos recién nacidos.

Encorvada y con profundo dolor causado por una lesión en su columna, Dora se arrastraba sin dejar de cuidar y alimentar a su cría.

De este modo la hallaron los vecinos que decidieron hacer algo por ayudarla.

Los buenos samaritanos dieron la alerta a un grupo de rescate que llegó al lugar para salvar a Dora. La sorpresa surgió cuando notaron que la peluda no estaba sola, pese a su condición, la madre alimentada a su camada de perritos famélicos con pocas semanas de nacidos.

Dora hacía todo por cuidarlos y alimentarlos pero su condición le dificultaba enormemente el trabajo. Cuando los rescatistas llegaron quedaron sorprendidos con la desgarradora escena que presenciaron.

Enlaces patrocinados

Esta chica es la madre más valiente de todas.

Las lesiones en la columna de Dora fueron presuntamente ocasionadas por el choque de una motocicleta. Como era evidente, el responsable se había dado a la fuga y la mamita canina vagó por la zona con el dolor y sus perritos a su lado.

Alguien la lastimó y no se dignó a ayudarla.

En el momento en que Dora fue encontrada, su estado de salud y cansancio era evidente.

“Dora estaba en una condición terrible cuando la encontramos. Ella estaba confundida, cansada y estresada pero tenía a sus perritos y continuó cuidándolos. Daba la sensación de que ella realmente no se quería morir”, relataron los rescatistas.

Una vez con sus salvadores, la peluda fue alimentada y puesta bajo protección al igual que sus tres cachorritos.

Enlaces patrocinados

Poco tiempo después fue necesario operarla para recuperar su columna, el impacto sufrido en el accidente le había causado daño en sus órganos motrices pero nada que esta madre no pudiese superar.

Ahora Dora le dio inicio a una nueva vida.

Esta madre logró recuperar cierto grado de movilidad en sus miembros inferiores pero para evitarle todo dolor, sus salvadores la han equipado con una silla de ruedas.

La peluda está acostumbrándose a su nuevo modo de moverse y el desafío le resulta pan comido en comparación a todo lo que que había soportado en el pasado.

Mira el video de Dora, y te quedarás sin palabras:

Enlaces patrocinados

El día que Dora se encontró con estas hermosas personas, sin duda debió ser el mejor de su vida pero también ella ha transmitido un hermoso ejemplo de valentía y amor maternal a todos sus rescatistas. Por ahora, la peludita sigue en recuperación y sus cachorritos pueden estar tranquilos porque nunca más volverán a la calle.

Esta perrita es un gran ejemplo de amor, comparte su conmovedora historia y envíale tus bendiciones a esta familia y sus rescatistas.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!