Perrita comparte su manta a través de una cerca con un perro que sobrevive en la calle

Una perrita demostró cuánto amor y empatía hay en su corazón ayudando y protegiendo desde su casa a otro perro que sobrevivía en condiciones deplorables.

La nobleza de los perros siempre cautiva nuestro corazón, ellos son capaces de ofrecer todo su amor y protección a los demás. Son especialmente sensibles ante el dolor y las necesidades de quienes están a su alrededor, tenemos mucho qué aprender de estos animales.

En esta oportunidad, un perro sorprendió a todos con un gesto de solidaridad muy conmovedor. Desde su casa, decidió compartir a través de la cerca su manta con otro perrito que no tenía un lugar en el cual protegerse.

Se trata de una perrita que sobrevivió en las calles, ella ha sufrido en carne propia los estragos del desamparo y el abandono mientras buscaba cómo alimentarse y protegerse sola.

Así que cuando vio a aquel perro a través de la reja de su casa, recordó lo mal que se lo pasó en esos momentos en los que no tenía nada.

La noble perrita fue rescatada y trasladada a un refugio en el que finalmente recibió la oportunidad de tener un hogar. Agradeció cuando fue adoptada por una familia que la convirtió en un miembro más.

Los rescatistas la describieron como una perrita extremadamente dulce, amorosa y amable.

Fue muy fácil para ella adaptarse a su nueva casa, le encanta jugar con sus dueños, acurrucarse junto a ellos y pasar tiempo en el patio trasero de la vivienda. En ese lugar al aire libre le construyeron una linda casita.

A la perrita la llamaron Lana, es un encanto y todos están felices desde que llegó a casa, la familia resalta que adoptar a un perro sin hogar es una experiencia maravillosa. Ella siempre estará agradecida por contar con ellos.

Cada vez que sus dueños salen a trabajar, Lana disfruta en el patio de la casa y en su casita, le encanta estar en ese lugar.

Ante las bajas temperaturas de la temporada de invierno, los dueños de Lana le compraron una manta gruesa y muy cálida para que pudiera protegerse del frío durante su estancia en el patio.

La perrita estaba complacida de descansar acurrucada en la manta, y un día después de entregársela, sus sueños se emocionaron al ver su reacción.

Cuando el dueño de Lana regresó a casa, encontró parte de la manta fuera y se quedó paralizado, no podía creer lo que estaban viendo sus ojos.

La perrita estaba compartiendo su manta con otro perro que tenía frío en la calle

perrita

Lana había sacado parte de su cálida manta a través de la reja para poder compartirla con otro perro que no tenía como ella, la dicha de tener un hogar.

Afuera del patio de la vivienda familiar había un perro callejero que sobrevivía en lamentables condiciones. Lana se percató de la situación, y se preocupó porque podría sentir frío.

La perrita le ofreció parte de su manta para que pudiera acobijarse plácidamente y recibir consuelo y amor en el duro momento que atravesaba.

Ella encontró una manera de sacar la manta a través de la reja para compartirla y las imágenes son realmente conmovedoras.

“Pensé, ‘qué hermoso lo que hizo por su amiga’. Mi mejor amiga de cuatro patas me recordó algo muy importante que a veces se nos olvida: la generosidad”.

La dueña de Lana se acercó a comprobar si el perro sin hogar tenía algún collar o identificación, pero este se marchó antes de que pudiera alcanzarlo.

Aunque de vez en cuando lo ven en las calles, y a pesar de que el perro no confía en los seres humanos y reacciona muy temeroso sin interactuar con ella, le dan agua y alimentos. Siempre ponen agua y comida para él frente a su patio.

Cada vez que Lana lo ve se alegra, se han convertido en los mejores amigos.

“Ella es la perrita más linda que he conocido. A veces olvidamos la diferencia que podemos hacer en la vida de alguien. Ella me recordó esto”.

Efectivamente, la perrita le recuerda al mundo que un gesto pequeño puede incluso cambiar por completo la vida de alguien. Y sobre todo, que siempre merece la pena adoptar y ayudar a los perros sin hogar.

Más noticias sobre: