Perrita consentida se niega a ser levantada con las manos y exige rabiosa su propio «ascensor»

Cuando se trata de una perrita consentida, el menú de exigencias y peticiones puede ser tan extenso como las ganas que provocan de amarla y complacerla en sus caprichos. Y es que a los peluditos pequeños, por su sola apariencia y su personalidad exquisita, difícilmente sus dueños pueden decirlos que NO.

La perrita consentida que se ha vuelto viral en las redes se llama Madi y tiene 11 años de edad

perrita

Su dueña, Serena Hodson, que es una tiktoker con casi 5 millones de seguidores, muestra muy orgullosa las hazañas de su amada peluda en sus redes sociales. Y todos los que la siguen saben perfectamente que Madi sabe muy bien lo que quiere, y a pesar de su pequeño tamaño, nunca se conformará con un no por respuesta.

«Madi es muy particular y solo le gustan unas pocas personas selectas en su vida. Un segundo ella es linda y quiere todos los abrazos del mundo, y al segundo siguiente no quiere absolutamente nada que ver contigo. ¡Es bastante atrevida y tendrá una actitud grosera si algo no sale como ella quiere!», contó Serena.

Al ser una perrita que desde muy pequeña ha recibido todos los mimos y atención por parte de su familia, digamos que tiene diversos caprichos. Pero lo que más destaca en ella en su rara y adorable obstinación sobre el modo en que quiere ser levantada cuando está en el suelo.

Ella odia por sobre todas las cosas que la levanten con las manos y hará lo que sea para evitarlo

Para mala suerte de Madi, ella es una perrita súper pequeña, por lo que tener que levantarla es bastante imposible de evitar. Lo que sucede es que adora pasar en la cama o en el cómodo sofá junto a su madre, que suelen ser altos y muy difíciles de llegar por sí sola, para ella.

Entonces, cuando Serena se acercaba para tomarla en brazos, Madi protestaba llorando, chillando, y mordiendo, para que no lo hiciera. Pero contradictoriamente, suplicaba estar en la cama con ella.

¿Y entonces, cómo hacemos, Madi?, le replicaba su madre.

En un inicio, Serena inventó una manta para cogerla y evitar que le mordiera. Pero igualmente sufría y ese método le rompió el corazón a su dueña. Así que un buen día su a su padre se le ocurrió la idea más genial que pronto se hizo viral en las redes. La joven registró el momento y lo publicó en su cuenta de TikTok, donde acumula millones de reproducciones.

«A mi perrita no le gusta ser recogida, así que así es como la pongo en mi cama. Nosotros lo llamamos el ascensor», escribió Serena junto al video:

@simpingforpudgy

She’s so spoiled😂

♬ original sound – ✨Madi✨

Desde entonces, siempre que Madi quiera subirse a la cama o al sofá, su madre le pone una almohada en el suelo para que ella pueda subirse y finalmente llegar a su lugar favorito en su propio ascensor.

¿Se puede ser más mimada y adorable?

“Es gracioso porque Madi no sabe ningún truco o incluso cómo sentarse cuando se le ordena, pero de alguna manera pudo comunicarse con ella que si quería levantarse en el sofá o en la cama tenía que sentarse en la almohada para que la levantaran», dijo Serena. «Es realmente lindo, porque se emociona mucho de que la levanten y se pasea por la habitación porque no puede controlar su emoción».

Otras veces, la mujer usa la cama de Madi en lugar de una almohada, y eso funciona igual de bien. La clave está en que Madi sienta que está en movimiento, mientras no esté detenida, no habrá quejas. Muy excepcionalmente, estará de acuerdo con que la levanten, pero tiene que ser absolutamente en las circunstancias que ella desee.

“A veces me deja llevarla si coloco mi mano debajo de su vientre muy lentamente y me arrodillo para que no la levanten a mi altura. De cualquier manera, Madi ha mejorado mucho al aceptar ser retenida, simplemente prefiere el método del ‘ascensor'», concluyó su dueña.

Lo más adorable es que Madi tiene una personalidad tres veces más grande que su tamaño. Y aunque definitivamente es la perrita más caprichosa y quejumbrosa, su familia la adora tal como es.

Más noticias sobre: