Perrita desata épica persecución en la ciudad obligando a la Policía a paralizar el tránsito

La cifra de mascotas que se extravían diariamente alrededor del mundo es imprecisa pero no por ello hay que eludir la lógica del elevado número de reportes que llegan sobre perros o gatos perdidos.

Ante tal realidad no nos extraña todo el esfuerzo que una mujer ha puesto por capturar a su perrita que escapó de casa y paralizó el tráfico de una importante vía de la ciudad.

¿Acaso tú no harías lo mismo por recuperar a tu mascota?

Munchi es el nombre de la traviesa de 7 años que se dio una escapada, sin imaginar los peligros a los que se exponía. Resulta que durante su aventura fue a parar a un lugar bastante transitado incluso por camiones que pudieron haberle quitado la vida.

Todo pudo terminar como un terrible accidente pero la buena voluntad de las autoridades y el esmero de la dueña dieron resultado.

El hecho ocurrió hace unas semanas en Serenazgo de Surco (Lima-Perú).

La peluda corrió tan velozmente que llegó hasta la avenida Benávides, debajo del Óvalo Higuereta, quedando así atrapada entre un mar de vehículos que amenazaban con arrancare la vida.

El momento fue realmente frustrante no solo para Munchi, sino para los conductores que pasaban en ese momento por la vía. Todos trataban de no arrollarla, así que el colapso se apoderó de la avenida.

“¡Atrápenme si pueden!”

Las cámaras del Centro de Control de Operaciones de la Gerencia de Seguridad Ciudadana registraron la persecución y la Municipalidad dio declaraciones relatando el hecho.

“Un patrullero del Serenazgo de Surco llegó al punto y la perrita optó por meterse debajo de la unidad. Cuando avanzó la móvil, buscó otro refugio. Con una gambeta rápida, corrió desde la avenida, saltó un murito y entró a una veterinaria cercana. El sereno Sergio Banda la alcanzó a bordo de su motocicleta. La perrita se lastimó su pata izquierda y empezó a sangrar”, describieron.

Las autoridades optaron por cerrar el túnel, mientras intentaban atrapar al asustado animalito. Todos temían por la vida de la criatura y también porque en medio del caos se produjera algún tipo de accidente.

Afortunadamente, llegó la dueña de Munchi: Gertrud Hill Von Gordon. La mujer es rescatista independiente y la peluda es una de las 12 mascotas que actualmente viven en su casa.

La persecución duró varios minutos.

Hill no se explica cómo logró salir el travieso animal y su presencia en el lugar ayudó enormemente para lograr la captura de la perrita fugitiva, pues al verla Munchi se comportó un poco más dócil.

“Muchas gracias. Yo estaba desesperada. Estaba que me volvía loca, estaba colapsando. Es un milagro que no la atropellaran”, manifestó la responsable de Muchi.

Algunos perritos son sumamente traviesos y cuando están acostumbrados a vivir libres en la calle es común que quieran volver a sus andanzas. Por ese motivo es importante no dejar de vigilarlos.

Nos alegra que Munchi esté bien y todo el asunto no haya pasado de ser más que un susto; por los momentos, solo debe recuperarse de una patita lastimada durante la fuga.

Nada será inútil si de rescatar una vida se trata, así que felicitamos a las autoridades por su entrega. Comparte esta historia y envíale a ellos el reconocimiento por salva a Munchi.