Una perrita ciega y sorda enloquece de alegría cuando siente que su papá está llegando a casa

Cada vez aumenta más el número de criaderos de perros que se dedican a reproducirlos y venderlos sin ningún tipo de control por la salud de los animales. Esto ha dado como resultado que perros con condiciones como doble merlé lleguen con muy pocas expectativas de vida y nazcan siendo sordos y ciegos.

Esta perrita vive en la ciudad de Spokane en Washington, Estados Unidos.

Este es el caso de una linda perrita llamada Opal, cuyos padres adoptaron en un refugio para animales con necesidades especiales.

Debido a la reproducción inadecuada de los perros, Opal nació con doble merlé. El merlé es una mutación en un gen que diluye los colores del perro creando una suerte de parches moteados en lugar de un color único. Cuando dos perros con esta condición se cruzan da como resultado un perro doble merlé y suelen tener muchos problemas de visión y audición.

Actualmente Opal tan solo tiene ocho meses de edad.

Por desgracia, la pequeña Opal es completamente ciega y sorda, pero eso no ha impedido que logre desarrollar al máximo sus otros sentidos. Es tan astuta que es capaz de sentir cuando su padre se acerca a la casa incluso cuando se encuentra todavía a varios kilómetros de distancia.

“No sé cómo puede notar la diferencia con otros automóviles. Cuando el vecino estaciona su automóvil, a ella simplemente no parece importarle».

Christine Bray notó que la perrita espera todos los días con mucha paciencia el momento de la llegada de su papá y cuando comienza a sentir que se encuentra cerca, no para de oler en la dirección por donde llegará.

«Cuando huele a su papá se vuelve loca. Es muy tierna”.

En el video se puede ver el emotivo momento cuando después de mucho esperar finalmente llega su papá y lo saluda en medio de eufóricos saltos de alegría. Christine y su pareja se han encariñado enormemente con esta linda perrita y han aprovechado su popularidad en las redes para crear conciencia sobre los perros con doble merlé y todas las dificultades que deben pasar. Opal incluso ha llegado sufrir ataques de ansiedad debido a su condición.

“La esperanza de vida de estos perros es mucho más corta”.

Por suerte, Opal tiene unas padres que adoran consentirla y se aseguran de darle una vida llena de alegría.

Es una perrita muy amada y seguiremos consintiéndola toda su vida”.

Sin duda, Opal sabe agradecer y devolver todo el amor que sus cariñosos padres le entregan cada día. Esperamos que esta linda perrita pueda llevar una vida llena de aventuras junto a Christine.

Pero no podemos dejar de levantar la voz condenando las malas prácticas en la reproducción de los perros. Muchos peluditos terminan llevándose la peor parte de quienes se quieren lucrar de las razas, dejando efectos devastadores en su salud. Es algo que debe detenerse ya y eso se frena no comprando perros de raza. Recuerda siempre que adoptar en lugar de comprar, es la mejor opción.

Es realmente inspiradora la historia de Opal, todos deberíamos ayudar a crear conciencia sobre los perritos como ella.