Rescatan a una perrita muy embarazada – La examinan de cerca y se les destroza el corazón

Una madre embarazada puede inspirar ternura y los mejores sentimientos, y lo mismo sucede con los animales. El solo hecho de que esté a punto de dar a luz para la mayoría ya es causa de que empaticemos por completo con su realidad y le facilitemos todo para que sus futuros bebés estén sanos y salvos.

Pero esto que es un presupuesto básico para la mayoría, para otros que no merecen llamarse humanos no lo es en lo más mínimo.

Esta es la desoladora historia de María, una perrita de raza Dachshund «super embarazada», que tras ser usada como una máquina de crías fue abandonada en las peores condiciones a punto de dar a luz.

Nunca podremos entender cómo existen seres capaces de cometer las peores crueldades en contra de estos inocentes animales que sólo saben dar amor. Ese fue el caso de María, que sólo fue víctima de su criador, que quiso lucrarse de sus crías. Y cuando ya no le sirvió se deshizo como si fuera una basura.

Estaba desnutrida, paralizada, infestada de pulgas y anémica…. ¡Y así la abandonaron!

Lo peor de todo es que a su criador no le importó su total parálisis, y a pesar de eso, la retuvo sin preocuparse de su salud, sólo para que tenga crías y poder venderlas.

Pero cuando se dieron cuenta de que necesitaría una cesárea de 3.000 dólares para dar a luz a sus cachorros, entonces la tiró.

Desnutrida, petrificada del miedo, infestada de pulgas y llena de graves infecciones… ¡Pero luchó hasta el final por amor a sus bebés!

Pero afortunadamente cuando todo pudo haber terminado en tragedia para María, unas almas bondadosas del Refugio The Friends Of Emma Medical Rescue, en Fort Worth, Texas, la encontraron y la llevaron de inmediato al hospital para que fuera atendida.

Cuando los veterinarios la examinaron, se quedaron de una sola pieza al descubrir que tenía sensibilidad cero en su caja torácica y del trasero hacia abajo. Además, aseguraron que tuvo que haber estado paralizada durante varios meses como mínimo.

Era evidente que María estaba embarazada, pero no eran uno o dos cachorros… ¡Tendría SIETE!

Pero lo más impactante era que luchaba con todas sus fuerzas sólo por amor a sus cachorros.

Fue así como después de una complicada cesárea, dio a luz a sus adorables pequeños y afortunadamente nacieron sanos y salvos.

Los llamaron Friedrich, Gretl, Werner, Liesl, Louisa, Kurt y Rolfe, en honor a los míticos personajes de la película musical «The Sound of Music» (La Novicia Rebelde): los 7 niños del Capitán Von Trapp y la hermana María.

Como ellos eran manchados, los llamaron la familia Von Dapp.

La valiente María finalmente pudo disfrutar de sus pequeñajos y se sentía muy orgullosa de no haberse dejado vencer. Sin embargo, le quedaba un largo camino por recorrer.

Entonces, algo increíble sucedió: ¡Después de mucha terapia física, María aprendió a confiar y a amar… ¡Y a caminar de nuevo!

Aquí puedes ver a la invencible María tras su grandiosa recuperación… ¡Se te salen las lágrimas!

A pesar de su gran mejoría, todavía arrastra sus piernas cuando está muy emocionada o cansada. Se tropieza y se tambalea un poco, pero siente, camina, corre… ¡Y menea su cola!

Nunca llegará a estar 100% recuperada, pero lo más importante de esta historia es que al fin se siente amada, y es feliz. Y no se deja vencer, lucha y mejora cada día.

Ahora, ella y sus cachorros han sido adoptados por familias amorosas.

¡Comparte esta historia para crear conciencia y que le mundo sepa la lacra que supone el negocio de crías!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!