Perrita hallada con una cuerda que casi le quita el aire había perdido todas sus ganas de luchar

Los casos de negligencia deberían acabarse en el mundo. Muchas organizaciones luchan por los derechos de las mascotas y por tenderles la mano a tiempo, para evitar consecuencias más lamentables… Algunas veces lo logran, otras no. Por desgracia, en esta historia la ayuda llegó demasiado tarde.

Enlaces patrocinados

Todo comenzó cuando un transeúnte en Panamá se encontró con un perro que estaba lamentablemente descuidado.

La condición de la pobre Esmeralda era lamentable y la tristeza era evidente en su mirada

No solo había desnutrición severa sino una gran deshidratación, lo que era más lamentable era la forma como lo tenían sujeta.

El animalito tenía atada a su cuello una soga. La soga estaba tan apretada, que era un milagro que siguiera respirando. Es probable que la perrita, intentando escapar, ajustara cada vez más esa cuerda a su cuello, acortando sus posibilidades.

La persona que detectó el caso de negligencia supo que tenía que hacer algo de inmediato, así que se comunicó con Saving Tails Panamá, los alertó cuanto antes de la situación y partieron al rescate.

Enlaces patrocinados

La pobre peluda no pudo hacer nada más que esperar a que alguien la ayudara mientras luchaba por su vida.

Cuando Esmeralda fue encontrada, el transeúnte que dio con ella no sabía si continuaba con vida o no

La perrita fue llevada inmediatamente de regreso al hospital donde le colocaron una vía intravenosa. Le hicieron algunas pruebas que mostraban que sufría de desnutrición, deshidratación y anemia severa. Si iba a tener una oportunidad, necesitaría atención y rehabilitación las 24 horas del día.

Hicieron todo lo que pudieron, pero el espíritu de la pobre perrita estaba realmente quebrado. Al menos, en esos días en los que recibió amor, atención y el afecto que siempre le había sido negado, Esmeralda supo que había humanos distintos y se marchó sabiendo lo que era una caricia.

Esmeralda recibió toda la atención médica que necesitaba, pero su condición era crítica

Enlaces patrocinados

Esmeralda estaba tan delgada y débil que cada día que pasaba con vida era un milagro. La perrita empezó a beber agua por su cuenta, pero eso es todo lo que pudo. Lamentablemente, Paws 4 Hope informó que la dulce Esmeralda falleció después de su corta batalla bajo el cuidado de estas increíbles personas.

Nunca entenderemos cómo alguien puede tratar a un perro de esa manera, pero es importante que la vida de estos inocentes animales continúe a través de tributos como este video.

Lamentablemente, este pobre angelito no lo logró

Enlaces patrocinados

¡Comparte la triste historia de Esmeralda y ayúdanos a crear conciencia!

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!