Perrita leal no para de llorar y en vano le suplica a su dueño que no la deje sola en el refugio

Los ojos de una perrita prácticamente saltaron de tristeza, cuando esta se percató de que su dueño la había llevado hasta un refugio para despedirse de ella.

Qué injusto es que te hagan de lado después dedicar tu vida y todas tus energías en hacer feliz a una persona; pues esta es la realidad de muchas mascotas como la protagonista de esta historia.

Su nombre es Champagne, una hermosa perrita de ojos saltones que conmovió a todos en el refugio.Perrita

La canina identificada como un «Pomsky», una mezcla de un pomerania y un husky, llegó a las instalaciones de Lost Angeles Animal Services South junto a su dueño.

Por desgracia su presencia en el lugar no se trataba de una simple visita y eso lo entendió la perrita de inmediato.

Su humano estaba listo para dejarla en manos desconocidas, pero Champagne no quería en absoluto apartarse de su lado.

El momento fue estresante y desgarrador.

El dueño de la perrita iba a comenzar una nueva vida en otro país y no tenía con quien dejar a la canina, mientras resolvía cómo llevarla consigo. Por esa razón había decidido renunciar a la compañía de Champagne y estaba listo para dejarla en el refugio.

Habría que aplaudir que al menos no decidiera dejarla en la calle, pero de igual modo la decisión destruía el corazón de la peluda.

Champagne no podía entender lo que estaba sucediendo.

Aunque al principio se mostró simpática con los trabajadores del refugio, que la acariciaron y acercaron a ella apenas el hombre comenzó a llenar las planillas de registro, la perrita se llenó de estrés al ver que su dueño se alejaba sin ella.

Champagne entendió en su lejanía que simplemente la estaba dejando, pero ella no quería quedarse allí y comenzó a saltar y ladrar para llamar su atención.

“¡Yuju!, ¡Papá, no me olvides!”

Los ojos de la perrita se llenaron de terror e incluso vomitó, producto de todas las emociones que se desbordaron en su interior apenas vio que su humano se había marchado.

La escena fue muy desgarradora y en el refugio no perdieron oportunidad de fotografíar a Champagne y compartir su historia en las redes sociales. La perrita de dos años nunca había estado con otra persona que no fuese el hombre que ahora se alejaba sin ella.

Ante esa situación, urgía encontrarle una familia.

El refugio utilizó su cuenta en Facebook para iniciar con la búsqueda y motivar a sus seguidores a que visitaran el albergue y conocieran a Champagne.

“Esta monada acaba de ser abandonada por mudarse. Verás el miedo en sus ojos.

Estaba tan nerviosa que vomitó. Ella rogaba que no la dejaran atrás. Ella lo sabía”, escribieron en la red social.

Además de un número de contacto en el cual podría comunicarse y un registro en Internet para los interesados en esta perrita, en la publicación también se compartieron algunos rasgos de la personalidad de la perrita.

Resulta que Champagne es una canina muy bien educada.

Esta chica sabe muy bien cómo andar con su correa y entiende algunos comandos como el “sentarse”. Además es una perrita muy amorosa y juguetona que solo necesitaba el cuidado de alguien que correspondieran a todo su cariño.

Champagne es muy dada con los niños y no resulta en absoluto agresiva con otros perritos, así que podía ser la compañera ideal para cualquier familia.

La perrita tuvo un episodio amargo que entristeció a todos en el refugio, pero por suerte y gracias a la cooperación de todos, el equipo logró darla en adopción antes de lo que imaginaba.

Una familia generosa quiso borrar las lágrimas en los ojitos de esta niña y darle el amor que siempre ha merecido.

Esperamos sea un hogar duradero para la peluda que no soportaría vivir otro abandono.