Perrita no puede vivir sin las caricias de sus vecinos–Ni la pandemia la haría renunciar a ellas

Los últimos meses han sido de grandes cambios para todos nosotros. El coronavirus dio un gran vuelco a todas nuestras vidas. Algunos países comienzan a relajar las medidas de cuarentena, pero todavía es importante que procuremos mantener el aislamiento social. Para aquellos que tienen mascotas, esto ha resultado algo difícil.

La mayoría de los países han permitido que los perros tengan al menos un paseo al día durante la cuarentena.

Sparkle es una perrita mestiza de Beagle que adora recibir mimos. Pasa los días en la entrada de su casa y adora jugar con todos los que pasen por allí. Durante los primeros días, sus dueños intentaron evitarlo pero se dieron cuenta de que la pobre comenzaba a sentirse triste. Fue entonces cuando se las ingeniaron para que la linda Sparkle lograra seguir socializando de una manera segura.

«Por favor, desinfecta tus manos antes y después de acariciarme», dice el letrero.

La familia instaló un enorme antibacterial en la entrada y lo dejaron a la disposición de todos aquellos que quisieran consentir a Sparkle. Por si las cosas no quedaban claras, hicieron un par de letreros en donde explicaban que la perrita era muy amistosa y que todos podían acariciarla siempre y cuando utilizaran el gel antibacterial

“Me encanta estar afuera y conocer gente todo el año. Si tienes preguntas, mi etiqueta tiene el número de teléfono de mis padres adoptivos”, dice el letrero.

Jennie Ross pasó por allí y quedó boquiabierta al ver el pequeño mecanismo que habían implementado para que la linda perrita siguiera recibiendo mimos. Decidió tomar algunas fotos y compartirla en sus redes sociales.

“¡Qué perrita tan adorable! Por respeto a los perros y a nosotros mismos, debemos cuidar estrictamente las medidas de aseo. Muy buena idea”, celebró un usuario en las redes.

Como es de esperar, la publicación se volvió viral. Son momentos muy difíciles para todos pero cualquier esfuerzo que hagamos para hacer a un perrito feliz vale la pena. Ellos no entienden lo que está sucediendo y su estado de ánimo puede verse afectado si ven que los humanos ya no quieren acercarse a ellos como antes.

“Cuando la vi me sorprendí. Era muy amigable y parecía pasar un día muy tranquilo bajo el sol. Cuando vi el letrero decidí pasar un rato con ella”, explicó Jennie.

En días tan difíciles, Sparkle se ha encargado de brindar una enorme sonrisa a todos los que se encuentran con ella. Es una perrita muy hermosa y es un alivio saber que sigue recibiendo todo el amor que se merece.

¿Qué opinas de la idea de los dueños de Sparkle? No dudes en compartir esta nota para dar a conocer este truco tan original.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!