Perrita pasa 216 días esperando que alguien que por fin quisiera adoptarla

Son muchas las dificultades que algunos peluditos deben enfrenar antes de poder disfrutar de una nueva y mejor oportunidad. Para una perrita pitbull fue esperar 216 días en un refugio y ser rechazada por dos familias hasta que encontró a las personas correctas que la aceptan y aman de manera incondicional.

Perrita fue rechazada por dos familias hasta que encontró los padres indicados.

perrita

Tonka es nuestra hermosa protagonista, una perrita de 7 años que finalmente fue adoptada por una familia después de una larga espera en el refugio de Orange County Animal Services (OCAS) en California, Estados Unidos.

Si bien se trata de una perrita que desborda ternura y energía, estuvo a solo cinco días de establecer un nuevo récord de estadía en el refugio.

Tonka, tiene 7 años de edad y pasó 216 días en un refugio.

Por suerte, su destino cambió gracias a que sus historia fue compartida en redes y terminó conquistando el corazón de Wilfredo Vega, un residente de South Daytona, tras conocer la historia de Tonka no dudó en ayudarla y hacerla parte de su familia.

A través de las redes sociales un portavoz de Servicios para Animales del Condado de Orange (OCAS) dijo:

“Después de 216 días en nuestro refugio, tenemos la esperanza de que esta niña nunca más tendrá que dejar la comodidad de su hogar”.

Esta hermosa perrita llegó al refugio luego de ser abandonada por su padre adoptivo en el patio trasero de su antigua casa.

Los rescatistas se acercaron al lugar tras recibir una llamada anónima, la perrita no se encontraba en las mejores condiciones, estaba anémica y desnutrida, es posible que haya estado varios días sin comer.

El pasado de Tonka fue difícil pero ahora disfruta de una nueva vida siendo amada.

Tonka fue trasladada al refugio y recibió toda la ayuda que necesitaba. Durante los siete meses que estuvo en el refugio, esta perrita de ojos claros y mirada tierna fue adoptada dos veces pero lamentablemente, en ambas ocasiones sus adoptantes terminaron por regresarla al refugio.

“Tonka es un perro hermoso que puede enamorar a la gente. Hemos estado luchando por encontrar alguien con una compatibilidad duradera para ella, ya que no le gusta estar cerca de otros perros, un factor que limita drásticamente el grupo de adoptantes interesados”, comentó el refugio.

Afortunadamente, todo cambió para Tonka luego que Wilfredo conociera su historia y decidiera llevársela a casa.

El hombre comentó que su madre murió recientemente de COVID-19 y que la historia de Tonka lo hizo reflexionar y lo inspiró a adoptarla porque era algo que a su madre le hubiera gustado.

Esta dulce perrita ama dar paseos y comer galletitas. Nos alegra saber que su vida cambió para siempre.

Si bien al principio la conexión entre Tonka y Wilfredo se dio de manera lenta, poco a poco fueron creando una hermosa amistad y ahora son inseparables. La dulce perrita se ha acoplado muy bien a su nuevo hogar y ama por sobre todas las cosas a Aaliyah, la hija de Wilfredo.

“Tonka es absolutamente fenomenal con nosotros”, dijo Wilfredo.

Juntos forman una triada perfecta de amor y complicidad. Fue mucho el tiempo que tuvo que esperar esta perrita para poder disfrutar de una verdadera familia, pero finalmente podrá pasar el resto de su vida siendo muy consentida y amada.

Sin duda, la espera valió pena. Tonka no pudo encontrar una mejorar familia que esta dispuesta a luchar por su presente y futuro de manera incondicional.

Son muchos los perritos que pasan sus días en los refugios esperando la familia indicada. Anímate a cambiar su historia y dale una nueva oportunidad a un perrito que solo tiene mucho para dar.

Más noticias sobre: