Perrita sin hogar pide ayuda en veterinaria para tener a su cría mientras el papá espera afuera

Una hermosa pareja canina sorprendió a los trabajadores de una clínica veterinaria en Brasil, cuando la perrita embarazada se acercó para pedir ayuda con el parto. Esta curiosa e increíble historia de inteligencia animal ocurrió en Cariacica, Espírito Santo, y se ha hecho viral en redes sociales.

La perrita presuntamente callejera llegó a la entrada de la clínica y esperó pacientemente.Perrita

Según pudo darse a conocer, gracias al testimonio de las mismas personas de la clínica, la peluda a la que bautizaron como Amiga es una canina sin hogar que vive en la zona y esa mañana se habría apostado en la entrada del centro de salud como aguardando a que la ayudaran.

Apenas el veterinario se dio cuenta de la situación salió a auxiliar a la perrita, pues su embarazo estaba avanzado e intuyó que podría necesitar algo. Su palpito no se equivocó, pues no solo necesitaba algo sino que estaba a punto de dar a luz.

Sus cachorros venían en camino y ella solo quería que la socorrieran.

El hombre decidió ingresar a la peluda a la veterinaria para asistirla en el parto, su profesión y ética no le permitían negarle la ayuda.

Pero el asunto no terminaba ante la extrañeza de que la perrita hubiese decidido pedir ayuda allí en la veterinaria, sino que no estaba solita.

Resultó que junto amiga había un can que presuntamente era o su compañero fiel o el padre de la camada que venía en camino. Al principio, el veterinario no prestó atención pues muchos callejeritos suelen andar en grupo para protegerse.

Pero lo extraño fue que el can no se alejó de la veterinaria durante el parto.

Todos estaban sorprendidos por la presencia del animal pero no había tiempo de cuestionar nada, pues Amiga necesitaba traer al mundo a sus pequeños.

Por fortuna todo salió de maravilla y el esfuerzo de la perrita por llegar a la veterinaria tuvo buen término con la bienvenida de sus seis cachorros.

Los mestizos de diferentes tonos de pelaje pudieron sentir el calor de mamá, pero además contaron con un padre tan preocupado como pocos.

Después de que terminó el parto, el perrito seguía allí y el asunto conmovió aún más a los trabajadores quienes convencidos de que su teoría de paternidad no era tan descabellada decidieron hacer público el caso.

Aunque a muchos le parezca insólita la escena, el asunto se hizo viral gracias a la grabación compartida por la propia clínica Campo Grande.

No somos quienes para señalar si el asunto fue o no orquestado por el centro veterinario, pero lo cierto es que con la difusión del caso y la ayuda brindada a Amiga, seis perritos que pudieron nacer en la calle lograron tener una nueva oportunidad.

La gente que vio y compartió la historia se sumó a una ola de solidaridad que buscaba la protección de los cachorros.

Estos canes no solo contaron con un nacimiento seguro, sino con sus propios cuidadores.

Desde la clínica se encargaron de cuidarlos los primeros días de su nacimiento, al igual que a la perrita. Después de cumplir los cuarenta y cinco días de nacidos y que recibieron sus vacunas y fueron desparasitados, los empleados decidieron publicarlos en la web para encontrarles un verdadero hogar.

Los perritos habían nacido con suerte, pero ahora no querían dejarlos desprotegidos ante el mundo.

Esta es un historia asombrosa y aunque hay quienes sospechan del asunto, lo cierto es que animales como los perros nos sorprenden cada día con sus actos y su inteligencia.

Más de una vez hemos visto a los peludos esperando en las los hospitales por sus dueños, así que no es de extrañar que el mestizo haya hecho lo mismo por sus hijos a punto de nacer y por la perrita.

Al final del día esperamos quedarnos solo con lo bueno y por ese motivo nos complace saber que la familia podrá tener una vida mejor.