Después de 8 años esta perrita logra reunirse con su dueño que nunca dejó de buscarla

Una de las peores experiencias que alguien puede vivir es que su mascota se pierda, no sólo porque pueda pasarle algo, sino que además es imposible saber si se logrará recuperarlo.

Este es el caso de Sophia Hanson, la madre adoptiva de Laila y Blake. En el 2009 Sophia les permitió salir al patio trasero para que se divirtieran, pero después de un rato se dio cuenta que no los escuchaba, y cuando se acercó para verlos no los encontró donde se suponía que debían estar.

Sophia tenía dos perritos y siempre los dejaba salir al patio a jugar

 

Fue entonces cuando buscó sin éxito por todos lados dentro de la casa, viendo que la puerta permanecía cerrada, por lo que no comprendía qué había sucedido y cómo desaparecieron sin dejar rastro.

Después de un año, Sophia y su esposo seguían buscándolos, y un gran día vieron un post en Craigslit donde alguien vendía un PitBull en 500 dólares, justo con las mismas características de Blake. Al ver la dirección decidieron ir inmediatamente, y simulando ser personas que estaban interesadas en comprarlo, se comunicaron con la persona que publicó la información.

Pero un día ocurrió algo terrible

Al llegar al lugar, el pobre perro estaba amarrado con una cadena extremadamente grande, y aunque tenía una conducta muy diferente a la que tenía hace un año, tenían la seguridad de que se trataba de su querido Blake, por lo que lo llevaron de inmediato a casa con ellos.

Aunque no entendían qué le había ocurrido, le ayudaron a volver a ser el mismo perrito adorable y feliz que era antes, pero aún tenían que encontrar a Laila. El hecho de ver lo que había sucedido con Blake sólo hacía que estuvieran más preocupados por ella.

Tristemente, pasaron 7 años antes de incertidumbre en la que buscaron en todos los establecimientos y refugios de la zona, sin saber absolutamente nada de ella, pero tanta búsqueda tuvo resultado al final.

Por suerte, Laila fue encontrada en el 2018 por una mujer de noble corazón que la ayudó durante 6 meses a sobrevivir después de haberla visto completamente sola y delgada, Janice Rackley, quien había escuchado hablar sobre una perrita perdida desde hace mucho tiempo y que sus dueños no paraban de buscarla.

Aunque le costó mucho obtener su confianza, en la víspera de Año Nuevo lo logró, por lo que la tomó en sus brazos y la llevó a su auto, decidida a encontrar a quienes tanto la estaban buscando.

Ella se encargó de cuidarla mientras buscaba a sus dueños

Laila se sentía feliz de haber encontrado a Janice, y se estaba recuperando por completo. Era muy dulce y seguía las instrucciones que le pedían. Al tenerla en casa, Janice encontró el microchip que Laila tenía, y tras investigar un poco consiguió el número y dirección de ellos.

Así fue como finalmente parecía que Laila volvería a ver a su familia

Fue la mejor sorpresa para Sophia y su esposo el hecho de tener noticias de Laila, ¡y tan solo estaban a 40 kilómetros de distancia! Por este motivo decidieron ir inmediatamente a la casa de Janice, y así lo hicieron.

El reencuentro fue muy emotivo

Una vez llegaron, Laila salió acompañada de Janice, y a pesar de los años que habían pasado, cuando vio a su madre fue realmente conmovedor para todos. Sophia lloró de la felicidad, y Laila no se quedaba atrás, pues volvió a sentir el amor de su familia.

Finalmente Laila estaba de vuelta en su hogar

Sophia Hanson

Actualmente Laila se encuentra en su hogar, y aunque ahora tiene dos hermanos más que antes, está trabajando para adaptarse nuevamente a la rutina del amor después de haber sufrido tanto.

¡Te invitamos a compartir esta historia con otras personas para motivarlos a que no se den por vencidos con sus mascotas perdidas!¡Pronto volverán a casa!

👇 NUESTRO VIDEO DEL DIA 👇

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!