Cada vez que pasa por casa de su vecina le entrega lo que más ama sin que su dueño se entere

Para una hermosa perrita no hay nada más emocionante que compartir con su vecina, otra peludita quien de la manera más inesperada y tierna posible se convirtió en su fiel compañera de juegos. Y es que para Lady, su cosa favorita en el mundo es compartir con otros perritos, para ella no existen límites si de divertirse se trata.

Perrita lleva su pelota a su vecina cada vez que pasa por su casa.

perrita

Hace casi un año se mudó con su familia a un nuevo vecindario, no pasó mucho tiempo para que se diera cuenta que había otros perritos en la casa de al lado.

La perrita estaba tan emocionada de conocer a su nueva vecina, Nikko, que desde el primer momento en que la vio quiso manifestarle su toda la emoción y hacerle saber que estaba feliz de tenerla cerca.

Desde el momento en que Lady y Nikko se conocieron formaron un gran vínculo. Su nueva amiga Nikko siempre activa y juguetona comenzó a traerle un pequeño obsequio para mostrar su agradecimiento. Erika Ekman, la madre de Lady, comentó al respecto:

“Ella (la perrita del vecino) le trajo una pelota por primera vez, después de que se saludaran varias veces a través de la cerca. No siempre hay juguetes en el patio delantero.

Creo que le habría traído uno la primera vez que conoció a Lady si hubiera tenido una pelota en el patio”.

Cada vez que Nikko y su hermano, Mac, están jugando en el patio y pasa Lady por el frente mientras realiza su caminata diaria, Nikko buscará la forma de entregarle una pelota y pasar un tiempo jugando con ella.

Ambas han creado una genuina complicidad, una lanza la pelota y la otra, con ayuda de su padre, la devuelve con la esperanza de pasar un rato jugando juntas.

“Lady se la quedaría si pudiera. ¡Se la quitamos a Lady y se la devolvemos, de lo contrario no les quedarán pelotas!”, comentó Erika.

Esta hermosa complicidad se ha convertido en una rutina tanto para Lady como Nikko, ambas son felices jugando a su manera, solo basta que alguna de las dos reconozca que su amiga está pasando por el frente de la casa, o jugando en el patio delantero para correr emocionadas a saludarse. Al respecto Ekman destacó:

“Ella nos arrastra a su casa todos los días y se levanta en la cerca para ver si alguno de ellos está afuera”.

Si bien la mayoría de los encuentros entre estas perritas es a través de la cerca, gracias a su amistad las familias de ambas han logrado conocerse y han organizado un par de citas para que sus amadas peluditas puedan compartir al aire libre, jugar con la pelota y correr tanto como quieran.

La primera vez que se vieron sin tener la barrera de la cerca, la felicidad desbordaba por ambas partes, un emotivo encuentro que causó gran satisfacción no solo a las amigas inseparables sino a quienes contemplaron una escena tan tierna y divertida a la vez.

Esta amistad surgió de la manera más tierna e inesperada ha conquistado el corazón de miles de internautas en el mundo.

Nos encanta saber que estas perritas hacen de lo normal algo realmente extraordinario  y pasan sus días jugando y compartiendo como solo ellas saben hacerlo. Sus familias no pueden estar más felices, después de todo, nada como tener a la mejor amiga cerca para pasar momentos inolvidables.

Los peluditos son esos seres de luz y amor que con su infinito amor llegan a transformar nuestras vidas. Qué bonito es verlos tan felices y amados. Sigamos apostando por un mundo de oportunidades donde la felicidad y el amor protagonice sus vidas.

Más noticias sobre: