Paralizado del miedo en una esquina, esperaba que alguien cambiara su opinión sobre los humanos

Algunas personas consideran que los perros abandonados son realmente fuertes, pues los que corren con suerte logran sobrevivir por cuenta propia. Sin embargo, existe un factor muy importante en sus vidas que nadie parece considerar, y es que al verse obligados a enfrentar las amenazas del mundo humano sin ningún apoyo, muchos deben lidiar con la tristeza y el temor constante por sus vidas.

Este pequeñín estaba muy asustado

Afortunadamente, existen varias personas que piensan en todos los animalitos que viven desamparados, y alguien fue lo suficientemente noble como para contactar a la organización Hope For Paws para que atendieran el caso de un perrito que al enfrentarse al cruel mundo después de ser abandonado, quedó en un estado de conmoción que no le permitía moverse.

Varias personas habían notado su llegada y lo intentaron ayudar

Todo ocurrió el día de San Valentín cuando una mujer llamó a la organización reportando a un diminuto perro que estaba viviendo en un pequeño vecindario. Los vecinos le buscaron una cobija para que se resguardara, pero el animalito estaba aterrorizado, no se movía y parecía muy alterado.

Con mucho cuidado unos voluntarios le colocaron una correa para sujetarlo

Al llegar los voluntarios de Hope For Paws pudieron ver con claridad al cachorro que no paraba de temblar del miedo, por lo que con mucho cuidado y cariño se fueron acercando. Loreta Fankonyte fue la voluntaria que se encargó de tener contacto con el perrito, acariciándolo un poco para convencerlo de dejarse colocar una correa.

Aunque no fue tarea fácil, el cachorrito parecía comenzar a entender

El desafortunado cachorro estaba demasiado alarmado y su temor lo hacía reaccionar de manera agresiva; pero aún así, Loreta logró demostrarle que podía confiar en ella y una vez terminó de ajustarle la correa alrededor del cuello, pudo alzarlo en sus brazos. Pasado esto, los voluntarios decidieron llamar al perro Scooby-Roo.

Pronto la vida de este perrito sería completamente diferente

Cada segundo junto a los voluntarios parecía convencer a Scooby-Roo de que no todo estaba perdido, y era impresionante como su semblante cambiaba rápidamente mientras se dirigían en la camioneta hasta el hospital donde se encargarían de revisar el estado del cachorro.

Un baño caliente siempre ayuda después de un día tan aterrador

Una vez los veterinarios terminaron de hacer su trabajo, encontraron que el cachorro se encontraba en buen estado físico, solo un poco por debajo de su peso, y a pesar de que su salud emocional todavía no estaba del todo estable, todo parecía indicar que muy pronto Scooby-Roo estaría listo para volver a ser un perrito feliz.

Aunque todavía quedaba mucho por hacer Scooby-Roo ya veía mucho mejor

Hope For Paws

Para finalizar la jornada, Loreta le dio uno de los mejores remedios a Scooby-Roo para un día difícil, un baño caliente que lo prepararía para llegar al hogar de acogida temporal de The Forgotten Dog Fundation, donde comenzó su rehabilitación para unirse a una familia humana permanente.

Aquí puedes ver cómo se desarrolló todo el rescate

En la actualidad y gracias a muchos cuidados, cariños y juegos, Scooby-Roo se convirtió en un perrito alegre. Por ahora este tierno y valiente cachorrito se encuentra buscando un hogar lleno de amor donde pueda pasar sus días dándole amor a sus nuevos dueños, y la fundación donde se encuentra está haciendo todo lo posible por convertir su sueño en realidad.

¡Comparte esta dulce historia con otras personas para ayudar a conseguirle un hogar a Scooby-Roo!

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!